Cistitis y verano es una de las parejas míticas de la época estival. Cada año altera el sistema urinario de más personas, especialmente mujeres. ¡No dejes que la cistitis marque el ritmo de tus vacaciones y aprende cómo evitarla!

¿Qué factores favorecen el incremento de la cistitis en verano?

La cistitis o inflamación de la vejiga puede ser dolorosa y molesta. En algunos casos, además, puede convertirse en un problema de salud grave si la infección se disemina a los riñones.

Algunos de sus signos y síntomas más reconocible suelen ser:

  • Necesidad imperiosa y constante de orinar.
  • Sensación de ardor al orinar.
  • Micciones frecuentes en pequeñas cantidades. La orina puede ser turbia de olor fuerte.
  • Molestias pélvicas.
  • Sensación de presión en la parte inferior del abdomen.
  • Fiebre baja.
  • Sangre en la orina.

En verano se incrementa el riesgo de sufrir cistitis, sobre todo en las mujeres, las más perjudicadas por esta inflamación. ¿A qué se debe la mayor incidencia de la cistitis en verano?

Seamos sinceros, en verano nos relajamos más. Y ahí radica el origen de estos factores:

  • La humedad de la ropa de baño que no solemos cambiar tras un chapuzón en el mar o la piscina puede alterar el equilibrio del microbioma vaginal.
  • El ritmo del verano hace que alteremos la frecuencia de visita al baño, retrasándola incluso.
  • Las relaciones sexuales también pueden desencadenar cistitis. Esto sucede al provocar el aumento de la proliferación y ascenso de las bacterias en zona urogenital hacia uretra y vagina.
  • El estreñimiento propio del verano.

 

Cómo combatir los molestos síntomas de la cistitis

  • Hidratación. Para la salud del organismo es necesario beber mucho líquido, especialmente agua, para mantener el cuerpo hidratado. Al beber agua conseguiremos que el cuerpo produzca más orina, lo que facilitará la expulsión de gérmenes.
  • Orinar con frecuencia. No te aguantes las ganas.
  • Limpieza adecuada. Utiliza productos específicos con pH suave para la zona íntima. Ten en cuenta que una higiene excesiva puede resultar contraproducente al poder alterar el equilibrio de la microbiota. Límpiate siempre de delante hacia atrás.
  • Extrema la higiene tras las relaciones sexuales. Se recomienda orinar justo después de la actividad sexual para favorecer la eliminación de bacterias.
  • Mantén una dieta equilibrada y variada. Incluye en tu alimentación la fibra para evitar el estreñimiento.
  • Utiliza ropa interior transpirable, preferiblemente de algodón y evita la ropa muy ajustada. De esta manera, la zona se mantendrá libre de humedad.

 

Cistitus: una solución eficaz para cada necesidad

Como refuerzo a las medidas de choque para combatir la inflamación, es recomendable incluir en la rutina de cuidados un complemento alimenticio a base de arándano rojo. Cistitus es una marca especializada en la prevención y tratamiento de la cistitis.

El arándano rojo tiene propiedades antiadherentes, que dificultan que la bacteria E.coli, causante del 75% de los casos de infecciones de orina, se adhiera a las paredes de la vejiga. Los complementos alimenticios Cistitus no tienen efectos secundarios. Además, ofrecen una alta tolerancia y se pueden tomar de forma continuada porque carecen de toxicidad. Por todo ello, son una alternativa eficaz a los tratamientos con antibióticos.

 

Entre la amplia gama de Cistitus se encuentran Cistitus Forte y Nox.

  • Cistitus Forte contiene una alta concentración de proantocianidinas, gracias a su base de arándano rojo americano. Este concentrado, que favorece el bienestar del tracto urinario, también contiene salvia y vitamina C.

 

  • Cistitus Nox desarrolla la fórmula sinérgica más completa a base de noxamicina, arándano rojo americano y D-manosa. Este complemento tiene diferentes presentaciones para adaptarse mejor a las necesidades de cada mujer.

Entra en dosfarma.com y descubre la amplia gama de productos Cistitus para disfrutar tu bienestar urinario también en verano.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here