La congestión en la nariz suele aparecer como consecuencia de un resfriado común, de la gripe o por una infección sinusual. Esta congestión en la nariz suele desaparecer pasada una semana más o menos. PERO BENDITA SEMANA. Es muy normal que antes de que pase esa semana tengamos ya las ganas de eliminar por completo la congestión. ¿Podemos hacer algo al respecto?. Lo cierto es que sí. Por lo que si estás dispuesto a lograrlo, continúa leyendo.

La causas de la congestión nasal

Cuando aparece una inflamación en la mucosa se produce lo conocemos como: congestión nasal. Esta inflamación tapiza la nariz junto con una vasodilatación de la misma mucosa, causando un incremento del flujo sanguíneo en los sinusoides. ¿Y qué son los sinusoides?. Estos son los encargados de regular la resistencia nasal al flujo aéreo, dependiendo de la cantidad de flujo sanguíneo que contengan.

Cuando corre bastante flujo sanguíneo por estos sinusoides es cuando sentimos que nuestra nariz está realmente congestionada. Otras causas que pueden producir esta congestión nasal pueden ser el embarazo o la utilización en exceso de los descongestivos nasales. Efectivamente. Por ello, es importantísimo acudir a nuestro especialista para saber reconocer a ciencia cierta, cuándo es preciso utilizar determinados productos.

La situación empeora si cabe aún más cuando la congestión nasal viene acompañada de secreción en la nariz. También es conocido como: Rinorrea. Esta puede ser tipo o espeso. Normalmente, en el caso de las alergias, es de tipo acuoso y con el paso del tiempo se vuelve algo más espesa, en el caso de los resfriados.

Cómo aliviar la congestión nasal

Existen ciertos tipos de desencadenantes que aliviarán en gran medida la congestión nasal si los evitamos. Por ejemplo: debemos evitar lugares en los que exista el humo del tabaco, cambios bruscos de temperaturas o de humedad, así como también aquellos irritantes que conocemos que desencadenan nuestra congestión. Es decir, en el caso de que seamos, por ejemplo, alérgicos al polen, deberemos evitar conducir con las ventanillas abiertas en épocas conflictivas, como la primavera. Esto se debe a que puede estar presenta básicamente en cualquier entorno.

Podemos también llevar a cabo lavados nasales con agua de mar o con soluciones salinas, que nos servirán tanto para la descongestión en mujeres embarazadas como en los niños. Puedes realizarlas hasta en 4 ocasiones todos los días. Ya verás cómo notas la diferencia. En el caso de los bebés, para ello también existen productos y remedios que podemos llevar a cabo y utilizar. Como por ejemplo, la pera de succión o bien un aspirados nasal. Con este tipo de productos se puede retirar de forma sencilla sus moquitos.

Un ejemplo de ello viene de la mano de Nasalmer, especislitas en la retirada de las secreciones nasales. Presenta Nasalmer Aspirador Nasal Para Bebés. Este aparatito limpia las secreciones nasales del bebé de forma suave y eficaz, contribuyendo a la respiración de forma normal. Para mayor tranquilidad de los papis, su boquilla flexible está diseñada para no irritar su delicada nariz, es higiénica y fácil de usar, ya que nosotros mismo podremos controlar la cantidad de aire.

Los mejores desconjestionadores nasales

En el siglo en el que nos encontramos existen todo tipo de productos destinados a conseguir la descongestión nasal. Existen de diferentes formatos. Nosotros hoy te vamos a presentar uno en tiras y otro en líquido, para que puedas introducirlo cómodamente por las fosas nasales y presionar. El primero de ellos se trata de Rhinomer Right Clásicas Tiras Nasales. Estas tiras consiguen favorecer la apertura de las fosas nasales, lo que facilita la respiración en momentos de catarros o procesos gripales extremos. Esto es gracias a que alivia rápida y eficazmente la congestión de las fosas nasales.

Con el formato de nebulizador contamos con Pharysol Sinus Congestión Nasal Fuerte de 15ml. La ventaja de este nebulizador es que se trata de un tratamiento natural. Consigue aliviar los síntomas de la congestión nasal así como la rinosinusitis gracias a su triple acción. En primer lugar, drena y descongestiona las fosas nasales, además es capaz de eliminar los virus así como las bacterias y por último, desbloquea los senos nasales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here