Como cada año, en la madrugada del sábado 28 de octubre al domingo 29 nuestros relojes se atrasaran una hora. Es decir, a las 03.00 a.m. serán las 02.00 a.m. volviendo así al horario de invierno.

Aunque el cambio de hora puede ser insignificante, hay muchas personas a las que les cuesta adaptarse. Sufren cansancio y un cierto descontrol horario durante varios días, algo parecido al “jet lag”.

Tenemos que destacar que los niños y las personas mayores tienen una capacidad de adaptación al cambio horario menor y además hay que tener en cuenta que la secreción de la hormona del crecimiento se produce durante determinadas etapas del sueño nocturno.

Por lo tanto, para empezar con buen pie la semana de cambios el domingo se convierte en el día clave. Por ello, desde DosFarma queremos adelantarnos y darte algunos consejos para superar el cambio de hora con éxito y que nos afecte lo menos posible.

1.- Se proclive a la adaptación

Es decir, modifica tus rutinas unos minutos de manera gradual los días anteriores al cambio de hora, esto nos ira acostumbrando poco a poco al cambio. Comienza el día con buena actitud, aunque el domingo se presente con una hora más y se haga más largo de lo habitual. Se recomienda un buen desayuno sano y equilibrado, alejado de la bollería industrial y las grasas añadidas.

2.- Sal a hacer deporte o a aprovechar las horas de luz

Salir a practicar deporte y aprovechar al máximo las horas de luz favorece la adaptación al cambio horario. La tarde del domingo se suele tornar larga, sácale el lado positivo. Hay que aprovechar las primeras horas de la tarde, para caminar al aire libre o practicar algo de deporte. Esto nos ayudara a mantener nuestra mente distraída y nos ayudara a relajarnos.

3.- Si hay siesta que sea corta…

La siesta puede producir modificaciones en el sueño, por lo que es importante evitarla. Ya que lo que hace es aumentar el descontrol de los horarios, logrando en contraposición generar más cansancio.

Aunque si optamos por echarnos una siesta, es recomendable que no dure más de media hora.

4.- Evitar bebidas energéticas o estimulantes

No se deben consumir bebidas energéticas o estimulantes como el café y en el caso de hacerlo que sea de unas 4 a 6 horas de antelación.

5.- Una alimentación más ligera

Se recomienda durante estos días llevar una alimentación más ligera, evitando las grasas y los fritos e incorporando alimentos ricos en triptófano como lo son las legumbres o los frutos secos.

En el caso de la cena, es recomendable dejar un espacio de dos horas entre la cena y la hora de acostarse. De esta manera, dormiremos más profundamente y aumentara la calidad de  nuestro sueño.

6.- Si es necesario toma vitaminas

En el caso de que nos afecte mucho el cambio, se puede optar por tomar vitaminas como la B3, la B6 o la vitamina C que nos ayudaran a reducir el cansancio.

Aunque también puede ocurrir completamente lo contrario, ya que por lo general este cambio nos hace llegar a final del día con poca sensación de cansancio. En estos casos se recomienda tomar complementos alimenticios naturales. Sobre todo aquellos que contienen triptófano, un importante aliado en la síntesis de serotonina y melatonina, los principales reguladores del sueño.

Ya tienes todas las claves, para que este año la vuelta al horario de invierno… ¡No te cueste nada!

Además, en nuestra farmacia online podrás encontrar complementos alimenticios y vitaminas, que te ayudaran a adaptarte rápidamente al nuevo horario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here