Al igual que sucediera con los test de antígenos, los test de anticuerpos de covid-19 ya se encuentran disponibles para su compra en farmacia. Por ello, desde DosFarma, además de facilitaros la adquisición de este producto, también queremos arrojar luz sobre su correcto uso y qué información puede facilitarnos cada tipo de test de anticuerpos, ya que existen dos tipos distintos en el mercado.

¿Qué es un test de anticuerpos?

Se trata de un diagnóstico serológico, esto es, mediante muestra de sangre, de una infección causada en el organismo por un virus. Detecta la respuesta del cuerpo frente a una enfermedad concreta, y la presencia o no de dichos anticuerpos tras haber superado la enfermedad, que en el caso del covid, pueden ser del tipo IgG o IgM.

En relación con el test de anticuerpos del coronavirus, ninguna de estas pruebas captará la presencia del virus en el organismo, sino la respuesta generada por el sistema inmunitario tras haber superado la enfermedad. Por tanto, el test de anticuerpos nunca probará si se está contagiado de coronavirus. Del mismo modo, estos anticuerpos aparecen pasados unos pocos días tras haber superado el contagio, por lo que no se recomienda su uso hasta entonces.

Otra especificación a tener en cuenta y que resalta la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios es que la presencia de anticuerpos en el organismo no garantiza una inmunidad total frente a la covid.

¿Qué tipos de test de anticuerpos hay en el mercado?

Desde el jueves 29 de julio, las farmacias comercializan dos tipos diferentes de test de anticuerpos de covid. Estos son:

Test de anticuerpos covid post infección

Esta prueba detecta la presencia de anticuerpos IgG e IgM del tipo ‘N’ tras haberse superado la infección que el SARS-CoV-2 provoca en el organismo. Estos anticuerpos del tipo ‘N’, una de las proteínas que contiene el virus, se generan a partir de un nivel determinado de infección. En DosFarma puedes encontrar el test Primacovid o el test BioSynex, que ayudan a saber si se ha superado la infección, ya sea de manera sintomática o asintomática. Ambas pruebas cuentan con el certificado de la Comisión Europea.

¿Cómo se realizan estas pruebas?

Esto tipo de pruebas se ejecutan de manera sencilla del siguiente modo:

  1. Ejerce un pinchazo en el dedo con la lanceta estéril, y toma una muestra de sangre.
  2. Con la pipeta en horizontal y sin ejercer presión sobre la ampolla, deja que esta entre en contacto con la sangre, que accederá al interior de la pipeta por capilaridad.
  3. Deposita la muestra de sangre en el recipiente de muestras del casete, ejerciendo presión sobre la ampolla de la pipeta, y retirando la pipeta sin soltar la ampolla.
  4. Adhiere una gota de diluyente en el recipiente de muestras, espera 5 segundos y añade una segunda gota. Espera 10 minutos y lee el resultado.

Para que el resultado sea válido, la línea de control (C) deberá de aparecer siempre. Si no, la prueba no será válida. Además, será positivo en IgG e IgM, si aparece la línea correspondiente a cada uno de ellos.

Test de anticuerpos covid post vacunación

Este test probará la presencia de anticuerpos del tipo ‘S’ tras las dos o tres semanas de completarse la vacunación. A la hora de adquirir esta prueba, deben tenerse en cuenta varios factores clave:

  • Las vacunas inoculadas actualmente generan anticuerpos frente a un antígeno concreto del virus: el antígeno ‘S’. Es por ello que solo los test de anticuerpos que detecten IgG de manera específica frente a este componente serán realmente efectivos para saber si la vacuna ha generado los anticuerpos deseados.
  • Para que el nivel de fiabilidad de la prueba sea el máximo, se deberán leer las instrucciones de uso de manera cuidadosa, cerciorándonos en el prospecto de que este test detecta IgG anti ‘antígeno S’, y que ha sido diseñado de manera específica por el fabricante para tal fin. En la web de DosFarma puedes encontrar el test Primacovid Neutralising, que cuenta con todas estas especificaciones técnicas.

¿Cómo se usan estos test?

Realizándose de manera adecuada, en apenas 10 minutos se dispondrá de un resultado fiable. Los pasos a seguir son los siguientes.

  1. Limpia la yema del dedo con la gasa.
  2. Pincha la propia yema con el extremo abierto de la lanceta, y masajea hasta formar una gran gota de sangre.
  3. Provoca que la pipeta (en horizontal) entre en contacto con la sangre, y esta accederá a la pipeta por capilaridad. Retira la pipeta de la sangre cuando alcance la línea negra.
  4. Coloca la sangre recogida con la pipeta en el pocillo indicado en el casete, presionando el bulbo de la pipeta.
  5. Desenrosca el tapón azul del frasco cuentagotas, y deposita 2 gotas en el pocillo indicado del casete, con una pausa de 5 segundos entre la primera y segunda gota. Espera 10 minutos y lee los resultados.

La línea C (Control) siempre debe de aparecer. En caso contrario, la prueba no será válida. Por su parte, si aparece la línea (Test) la prueba será positiva, y si no aparece, negativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here