¿Qué es el virus del papiloma humano?

El Virus del papiloma humano (VPH) es la infección sexualmente transmitida más común que existe. Existen más de 200 tipos de VPH, de los cuales unos 40 pueden afectar a la zona genital, boca y garganta.

Es una infección tan común que la mayoría de las personas sexualmente activas se contagian en algún momento de su vida. Muchos no llegan a presentar síntomas y se sienten perfectamente, por lo que ni siquiera saben que están infectadas.

La mayoría son inofensivas y desaparecen por si solas, pero otras pueden provocar verrugas genitales y algunos tipos de cáncer. Ese tipo de infección no tiene cura, pero siguiendo las indicaciones de un especialista puedes evitar que tenga efectos negativos sobre la salud.

Se diferencian 2 tipos:

  • VPH de bajo riesgo. Los tipos 6 y 11 pueden llegar a causar verrugas genitales. Estas verrugas son altamente infecciosas y afectan a nuestra vida sexual, aunque rara vez causan complicaciones.
  • VPH de alto riesgo: Existen al menos 14 tipos de VHP que pueden acabar en cáncer, la mayoría causados por los tipos 16 y 18.

¿Cómo se contagia el VPH?

El VPH se puede coger mediante las relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona que ya tenga el virus, aunque es más frecuente durante las relaciones vaginales o anales. Puede incluso llegar a transmitirse aunque la persona infectada no presente ningún síntoma.

Toda persona sexualmente activa tiene posibilidades de contraer el VPH, incluso si mantiene relaciones solo con una persona. En ocasiones llegan a presentarse los síntomas años después de tener relaciones, lo que dificulta saber cuando se infectó.

También es importante tener en cuenta que el VPH se contagia por contacto y mediante la fricción de la piel, por lo que no es necesario mantener relaciones con penetración para contagiarse. Es fundamental que evitemos cualquier tipo de intercambio sexual si detectamos la presencia de arrugas genitales.

¿Puedo prevenir el VPH?

La mejor manera de evitar contraer una enfermedad de transmisión sexual es evitando el contacto sexual con otra persona, incluyendo sexo vaginal, anal, oral o cualquier otro tipo de contacto genital.

Si tienes una vida sexual activa, puedes reducir las posibilidades de contagiarte:

  • Vacunándote contra el VPH
  • Usa condones y/o barreras de látex cada vez que tengas sexo vaginal, anal u oral.

A menos que tengas un tipo e VPH de alto riesgo o presentes verrugas genitales, es muy difícil que sepas que tienes una infección. El conocimiento y la prevención son factores claves para poder disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria.

¿Cómo se trata el VPH?

No existe ningún tratamiento para este tipo de infección. Sin embargo, y sobre todo en los casos de bajo riesgo, es el propio cuerpo el que se encarga de combatir los virus.

Tener VPH sin saberlo y mantener relaciones sexuales sin protección es una de las principales razones por lo que esta ETS es tan común. Su contagio resulta muy fácil, por lo que siempre se aconseja utilizar protección en todos los encuentros sexuales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here