¿Solo reconocemos el COVID-19 como emergencia de Salud?

Ahora podemos ver cómo medimos con ojo clínico qué corresponde a una emergencia de salud y qué otras sintomatologías podemos atender en casa. Todo ello a causa del miedo al posible contagio que supone estar en la calle.

Sin embargo, el COVID-19 es un virus. como otros muchos que siguen viviendo y reproduciéndose en el ambiente. En pocas palabras, la vida, con sus enfermedades y condiciones, sigue su curso.

Es ingenuo pensar que el resto de enfermedades víricas han frenado su ciclo natural de contagios. como la gripe, la malaria, la difteria, el dengue, el H1N1, el chikungunya, el zika. Hasta el terrible ébola en el continente africano.

Sin embargo y a pesar de este hecho, los estudios y censos hospitalarios han mostrado  un dato revelador. Una baja significativa en el número de diagnósticos de otras enfermedades diferentes al COVID-19. ¿Significa esto que realmente ha habido una disminución en los casos de accidentes o otras enfermedades? La respuesta es sí y no.

Los sistemas de salud inciden en que las muertes por infartos y problemas renales se han mantenido prácticamente igual.

Sin embargo, los diagnósticos por gripe y otras patologías víricas han mostrado una baja significativa este año. Ello puede deberse por dos razones:

  1. Las medidas de prevención del COVID-19 han sido efectivas también para otros virus. Por lo que menos personas han padecido gripe este año.
  2. El miedo y la negación por parte de las personas contagiadas de gripe a ser hospitalizadas, ha hecho que menos pacientes acudan a los sistemas primarios de salud para recibir un diagnóstico. Por lo que no se puede tener una estadística completa.

Es por ello que los sistemas de salud hacen tanto hincapié en asumir nuestra responsabilidad personal como ciudadanos y seres humanos. Seguir las medidas de protección puede hacer la diferencia entre continuar nuestra vida diaria. O pasar por una situación difícil y de mucho temor, arrastrando junto con nosotros, a nuestros seres queridos.

Una buena práctica que se ha vuelto muy popular, son las consultas on-line con médicos y otros profesionales de la salud. Este método permite mantener los centros asistenciales despejados. Y atender emergencias graves y al mismo tiempo se puede dar indicaciones de una forma segura desde casa.

Si necesitas algún tipo de consulta de salud, te recomendamos ingresar a alguna de estas plataformas y mantenerte seguro en casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here