La celulitis afecta a un gran porcentaje de mujeres desde la adolescencia. Su antiestética presencia en forma de piel de naranja y hoyuelos puede deslucir cualquier figura. Pero a su incidencia en brazos, abdomen, caderas, nalgas, muslos, interior de las rodillas y piernas hay que sumar molestias físicas y de salud que, con el paso del tiempo, se pueden ver agravadas. Un estilo de vida saludable y el tratamiento natural e integral de Weleda ayudan a eliminarla por fuera y por dentro con un eficaz sistema en tres pasos.

¿Por qué aparece la piel de naranja?

La celulitis es una alteración del tejido conjuntivo, del sistema circulatorio y del sistema linfático, que acaba formando nódulos adiposos de grasa debajo de la piel. También genera agua y toxinas. La celulitis provoca alteraciones del sistema circulatorio y del tejido fibroso.

Pero, ¿qué provoca la aparición de la celulitis? Existen una predisposición genética y constitución personal, que influyen notablemente. No obstante, se dan una serie de hábitos que favorecen la formación de celulitis y que se pueden modificar para mejorar la apariencia de la piel.

  • Alimentación. Seguir una dieta desequilibrada y consumir más energía de la que necesita el organismo favorece la síntesis y el almacenamiento de grasas. Se desaconseja consumir alimentos precocinados o mucha azúcar, sal, cafeína y alcohol.
  • Estilo de vida. La falta de actividad física puede afectar a la circulación sanguínea y el sistema linfático y venoso. Otros aliados de la celulitis son el sedentarismo, el cansancio, la falta de horas de sueño, vestir ropa muy ajustada, llevar tacones muy altos, fumar y tomar baños demasiado calientes. Estas prácticas dificultan la circulación del retorno venoso.
  • Variaciones de peso. Subir y bajar kilos frecuentemente debilita los tejidos conectivos. Estos cambios repentinos producen más celulitis.
  • Alteraciones hormonales. Las transformaciones hormonales de la pubertad, el embarazo, la menopausia, la menstruación o a causa de la píldora provocan retención de líquidos. Ésta estimula el desarrollo de la celulitis.
  • Embarazo. Durante esta etapa aumenta la retención de líquidos y se multiplican las hormonas. Además, el crecimiento del vientre disminuye la circulación y el drenaje linfático de venas y vasos linfáticos.

Primer paso: Depurar y cuidar la alimentación.

Weleda propone un cuidado anticelulítico integral. Este sistema natural en tres pasos, unido a un estilo de vida saludable, ayuda a combatir la celulitis. El primer paso es depurar y cuidar la alimentación con los Zumos Detox de Abedul y una dieta apropiada.

El zumo de Abedul es un complemento eficaz a las dietas purificantes o adelgazantes. Este producto 100% biológico tiene propiedades drenantes y purificantes. Favorece  la circulación de líquidos y los procesos naturales de eliminación del organismo. También ayuda a eliminar los radicales libres, generados por estados de estrés, que aceleran el envejecimiento prematuro del organismo y de la piel.

Se recomienda realizar dos curas al año, una en primavera y otra en otoño, durante una estación de transición. El tratamiento se debe prolongar un máximo de 3 semanas, a fin de purificar el organismo estimulando los procesos fisiológicos de eliminación. Para obtener óptimos resultados es conveniente utilizarlo asociado al Aceite de Abedul para la celulitis.

Segundo paso: Preparar la piel para lucir su nuevo aspecto.

Una vez hemos iniciado el proceso depurativo desde el interior toca prepara la piel. El producto indicado es el Exfoliante Corporal de Abedul. Este tratamiento exfolia y alisa, eliminando las células muertas y estimulando la renovación celular. Su textura cremosa, risa en aceites vegetales, ayuda a preservar la epidermis de la deshidratación. Los extractos de plantas naturales, como el Abedul, refuerzan el proceso de eliminación.

El Exfoliante Corporal de Abedul deja la piel aterciopelada y lisa al instante. Este cosmético, que ofrece una alta tolerancia cutánea, prepara la piel para el tratamiento posterior con el aceite anticelulítico.

A diferencia de otros exfoliantes, el tratamiento de Weleda cuida la epidermis y su barrera inmunitaria. Las finas perlas de cera de abeja y cera de carnauba eliminan suavemente las células muertas sin dañar la piel. Se aconseja utilizar el exfoliante una vez por semana bajo la ducha.

Tercer paso: Masaje y cuidado extra para la piel con Aceite de Abedul.

El Aceite de Abedul de Weleda es un tratamiento 100% vegetal, que ofrece una doble acción anticelulítica: reductora y reafirmante. Este aceite activa el metabolismo de la piel y facilita la circulación de los líquidos. Por otra parte, refuerza las fibras de colágeno evitando que se deformen.

La eficacia del Abedul se debe a su capacidad para estimular la circulación de líquidos y promover las actividades metabólicas. Su fórmula contiene trigo, que produce un efecto alisante y ayuda a mantener sanos los tejidos. Además, el rusco reduce las retenciones de líquido y el romero estimula el metabolismo. Por su parte, los aceites esenciales naturales de pomelo y ciprés potencian el efecto tonificante del producto y desprenden un aroma fresco.

Como tratamiento intensivo, se recomienda aplicar dos veces al día. El Aceite de Abedul de Weleda incluye un celulicup, herramienta que optimiza la aplicación y potencia el masaje. Es conveniente utilizarlo sobre la piel seca para tratamientos intensivos, incidiendo en las zonas más afectadas como muslos, caderas y glúteos. El Aceite de Abedul de Weleda se puede utilizar como cuidado diario una sola vez al día, con la piel ligeramente húmeda y masajeando hasta su completa absorción.

Estos tres pasos de Weleda, que te cuidan por fuera y por dentro, unidos a un estilo de vida saludable, te ayudarán a combatir la celulitis de forma eficaz. Luce una piel más tersa y saludable gracias al poder del Aceite de Abedul. ¡Descubre Weleda Sistema Anticelulítico 3 Pasos Pack Especial en dosfarma.com!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here