El embarazo es una etapa única en la vida de las nuevas madres. Una época de muchos cambios, que también afecta a las parejas y al resto de la familia. Y, ¿cómo repercute en el sexo? ¿Las embarazadas tienen menos libido? ¿Es desaconsejable que practiquen sexo durante el embarazo?

Las nuevas mamás pueden continuar disfrutando del sexo durante los nueve meses de gestación. Siempre adaptado a sus posibilidades y comodidad, así como a los cambios que se van sucediendo. No obstante, las embarazadas no tiene porqué renunciar al sexo.

¿Cómo afecta al feto la práctica de sexo de sus progenitores?

Una de las mayores preocupaciones de las embarazadas es el bienestar de sus bebés. Es por ello, que suelen ser reacias a la práctica de sexo. Al respecto, cabe hacer una serie de puntualizaciones manifestadas por los especialistas. Éstas responderían a las principales preguntas de las madres y son las siguientes:

– El feto está protegido por el líquido amniótico del útero. Y también por los músculos fuertes de esta zona. En consecuencia, la actividad sexual no debe afectar al bebé en un embarazo normal. En caso de parto prematuro o complicaciones con la placenta sí puede ser desaconsejable.

– Tener relaciones sexuales durante el embarazo no provoca un aborto espontáneo. En embarazos normales, de bajo riesgo, no tiene porqué haber problemas. Las contracciones que se pueden sentir durante el orgasmo o tras él son totalmente distintas de las contracciones asociadas con el trabajo de parto.

Como medida de precaución, se suele recomendar a todas las mujeres que dejen de tener sexo en las semanas finales del embarazo. La razón está en que el semen contiene una sustancia química que puede estimular las contracciones.

Hay determinados casos en los que los profesionales también pueden desaconsejar mantener relaciones sexuales. Estos serían:

  • Si aparece sangrado vaginal sin causa aparente.
  • Ante la pérdida de líquido amniótico.
  • Si el cuello uterino comienza a abrirse prematuramente.
  • En caso de que la placenta cubra parcial o totalmente la abertura cervical.
  • Si la mujer tiene antecedentes de trabajo de parto prematuro o parto prematuro.

¿Qué beneficios aportan las relaciones sexuales durante el embarazo?

La actividad sexual estimula la circulación sanguínea y provoca la liberación de endorfinas, que contribuyen al bienestar y la felicidad. En general, esto contribuye a reducir tensiones y a mejorar el estado psicológico de la madre. Además, los expertos destacan que el estado psicológico de la madre afecta de manera directa al niño.

Durante el embarazo, la mujer puede experimentar alteraciones en su interés por el sexo. Por ello, es conveniente dialogar con la pareja, ser sinceros y adaptarse a las necesidades de la madre en cada momento. En cualquier caso, la mujer no debe sentirse culpable si el sexo resulta difícil, poco atractivo o fuera de sus límites, y considera mejor no realizarlo. De hecho, existen otras posibilidades para disfrutar del placer en pareja, que no requieren del coito. Éstas serían, por ejemplo, besarse, masajearse, masturbación mutua o sexo oral.

En esta última práctica, se recomienda que la pareja no sople aire en la vagina. Esta acción puede causar una embolia, lo cual puede provocar lesiones graves para la mamá y su bebé. No obstante, si la embarazada siente dolor durante el coito sexual ha de avisar al profesional de la salud. También si tiene sangrado intenso, pérdida de líquido amniótico o dolores abdominales fuertes que no desaparecen después de las relaciones sexuales.

Experimenta y disfruta en cada trimestre.

Los expertos señalan que siempre y cuando la mujer se sienta cómoda, la mayoría de las posturas sexuales están bien durante el embarazo. Para evitar contraer una infección de transmisión sexual durante el embarazo, que podría tener graves consecuencias de salud para la madre y el bebé, es necesario utilizar preservativo. En caso de que la pareja tenga una ETS activa o recién diagnosticada, se recomienda evitar todas las formas de sexo, esto es, vaginal, oral y anal. Además, es obligatorio utilizar preservativo si la pareja no se encuentra en una relación mutuamente monógama o si la mujer mantiene relaciones sexuales con una nueva pareja durante el embarazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here