Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar
Piel Sensible

Piel Sensible

Hay 90 productos.

El cuidado de la piel es muy importante. Para cuidarla correctamente debemos primero identificar el tipo de piel que tenemos, solo así podremos aplicar los productos adecuados para ese tipo de piel.

Filtrar
Mostrando 1 - 52 de 90 productos

¿Para qué sirven los productos para las pieles sensibles?

El cuidado de la piel es muy importante. Independientemente del tipo de piel que tengas debemos cuidarla para que este sana e hidratada. La única diferencia entre unas y otras es que tenemos que conocer muy bien nuestra piel para saber que cuidado ofrecerle.

La piel sensible es mucho más delicada y los componentes de muchos productos causan su irritación, haciendo que tu cutis se seque y pierda su humedad natural. Por este motivo, debes utilizar productos destinados a rostros sensibles. Los síntomas pueden incluir sensación de cosquilleo, tirantez, calor o incluso ardor, y con mucha menos frecuencia, picor. Mientras que la piel sensible puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo, lo más probable es que aparezca en la cara.

Se manifiesta cuando la función de la barrera natural de la piel está deteriorada, con la subsiguiente pérdida de agua y penetración de irritantes. Los síntomas aumentan por factores a los que la piel facial es la más expuesta, desde el sol hasta algunos componentes presentes en cosméticos y limpiadores.

El entorno en el que vivimos también tiene mucho que ver con el aumento de los casos de piel sensible. Conocer a fondo las causas de la piel facial sensible y los factores que pueden empeorarla puede ayudar a reducir su impacto y atenuar sus apariciones.

Importancia del cuidado de las pieles sensibles

Una piel sensible e intolerante reacciona más que una piel normal, es decir, es hiperreactiva. Experimenta sensaciones de cosquilleo, calor, hormigueo y picor, la mayoría de las veces de manera intermitente. Estas sensaciones de incomodidad a veces también van acompañadas de enrojecimientos y se manifiestan de forma exagerada como reacción a estímulos de naturaleza diversa que, normalmente, no deberían causar irritación.

Una piel sensible e intolerante reacciona, entonces, a ciertos estímulos que en otros tipos de piel no tienen ningún efecto adverso. Esta hipersensibilidad de la piel tiene como consecuencia una disminución de su umbral de tolerancia. Mientras más sensible sea la piel, más bajo es su umbral de tolerancia.

En el caso de una piel sensible, las reacciones se presentan de manera transitoria, en determinados momentos. La piel sensible necesita un cuidado especial y un punto muy importante es el hecho de utilizando un jabón facial indicado para las pieles sensibles, un exfoliante que limpie y purifique tu tez, así como una crema que reduzca tus imperfecciones y que calme esa tirantez e irritación.

¿Qué diferencias hay entre un tipo de piel u otro?

Para identificar nuestro tipo de piel de manera correcta lo mejor es consultar a un especialista, aunque también hay indicios que te pueden decir que piel tienes.

Las características que presenta la piel sensible son:

• Es mucho más delicada y los componentes de muchos productos causan su irritación
• Presenta escamas, enrojecimiento, erupciones, hinchazón, descamación y aspereza.
• Pueden acompañarse de sensaciones de picor, ardor, tirantez y pinchazos.

La piel, al ser el órgano más grande del cuerpo, está en contacto con mayor número de sustancias que pueden afectarlo y, además, es el único órgano que está expuesto al medio ambiente, por lo que se vuelve altamente vulnerable.

La piel sensible también puede ser causada por una piel severamente dañada o una reacción a la exposición al sol o al viento. El envejecimiento también puede aumentar la sensibilidad de la piel, especialmente cuando el nivel de humedad disminuye, pero el simple uso de diferentes productos para el cuidado de la piel o la hidratación regular puede prevenir estos síntomas.

Otro de los responsables a los que apuntan los dermatólogos es el exceso de limpieza. Puede parecer paradójico, pero un exceso de higiene resulta perjudicial. El problema es que demasiado jabón hace desaparecer la capa de grasa que rodea la piel, una capa que protege nuestra piel y cuya destrucción solo hace que la piel se vuelva más sensible.

¿Dónde comprar productos para la piel sensible?

Hay que saber muy bien escoger los productos adecuados para cada tipo de piel. Comprar productos para la piel sensible con una calidad de farmacia comprobada a un precio económico, es muy rápido y sencillo. La parafarmacia online de DosFarma ofrece una amplia gama de productos indicados para el cuidado de la piel de la mano de las marcas más recomendadas.

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Mostrar todo Ocultar

Packs Promocionales

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar