Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar
Exfoliante

Exfoliante

Hay 9 productos.
El tratamiento exfoliante para el rostro cumple la función de eliminar la piel muerta que se acumula cada día, facilitado que esta puede regenerarse y lucir más brillante, limpia y suave. Además tiene una función indispensable, ya que favorece la aplicación de las cremas hidratantes para que estas penetren dentro de la piel y funcionen correctamente, por lo que se trata de una acción totalmente complementaria que es muy efectiva si se realiza de una a dos veces a la semana. Cada exfoliante ofrece diferencias en la textura del grano.
Filtrar
Mostrando 1 - 9 de 9 productos

¿Qué es un exfoliante?

Un exfoliante es un producto de belleza y salud para el rostro, tanto masculino como femenino, que sirve para eliminar aquellas células muertas que se acumulan en la piel y que son el resultado de la contaminación diaria a la que está expuesta. Los productos exfoliantes varían en muchos aspectos dependiendo de las marcas o del tamaño y dureza del grano que compone la solución. Por lo general ofrecen una textura en crema ligera o acuosa que contiene como pequeñas partículas de tierra. Estas bolitas rascan la superficie de la piel limpiando en profundidad los poros para eliminar la suciedad acumulada y la piel muerta, favoreciendo la regeneración, el brillo y la suavidad. Según las características de la piel, marcas como EucerinCaudalie, Avene o Nuxe ofrecen productos con capacidades más hidratantes o más purificantes.

Lo que sí es cierto es que cualquier exfoliante facial es un complemento ideal para cualquier tratamiento hidratante y reparador de la piel. Llevar a cabo una acción exfoliante al menos entre una y dos veces por semana en pieles secas, sensibles o maduras y de dos a cuatro veces para pieles mixtas o grasas potenciará en gran medida el efecto de las mascarillas, sean purificantes, hidratantes o nutritivas, ya que permitirá a los productos profundizar mucho más en la piel desde la primera aplicación y dejándola más luminosa y con un aspecto más uniforme. La exfoliación, por lo tanto hace referencia a un tratamiento cosmético destinado al rejuvenecimiento facial gracias a su efecto peeling. Hay que mencionar la importancia de elegir bien el producto en función del tipo de piel, sobre todo en caso de sufrir de acné.

¿Cómo exfoliar la cara con acné?

Para exfoliar la cara con acné son muy efectivos aquello exfoliantes con propiedades purificantes y antibacterianas como el árbol del té, la lavanda o la menta y son muy útiles otros productos como la miel. El acné es una patología que padece cerca del 90% de los adolescentes. Para tratarlo es esencial emplear productos de higiene y cuidado adaptados a este tipo de piel, de manera que no solo limpien y eliminen las células muertas, sino que ayuden a calmar y reducir las irritaciones. Hay que tener en cuenta que el acné es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la inflamación de las glándulas sebáceas. Esto da lugar a granos y espinillas especialmente en la cara y en la espalda. Normalmente viene determinada bien por causas hormonales, por el uso de cosméticos no adecuados o determinados medicamentos.

Para muchas personas el acné se convierte directamente en un problema estético que puede acabar afectando a su autoestima personal. Su tratamiento suele estar condicionado al tipo de lesiones, pero lo realmente importante es mantener una limpieza frecuente con un jabón apropiado para pieles grasas. Se deberá de llevar mucho cuidado con las cremas hidratantes, maquillajes o protectores solares que se utilizan para evitar empeorarlo. Lo ideal será aplicar algún tipo de producto antes de la exfoliación que elimine el exceso de sebo y cierre los poros, para después poder hidratar la piel y aplicar algún producto que ayude a tratar las imperfecciones. Por último habrá que usar una mascarilla exfoliante desincrustante y dejarla actuar durante 5 minutos para después aclarar con movimientos ligeros y circulares.

¿Cómo aplicar un exfoliante?

Pese a que aplicar un exfoliante no parece que tenga ningún tipo de dificultad, lo cierto es que se suelen cometer algunos errores que pueden poner en riesgo los efectos beneficiosos del tratamiento, sobre todo cuando se hace referencia a aquellas personas con la piel sensible o acnéica. Los dos errores más típicos durante la exfoliación de la cara son, por un lado, presionar mucho al extender el exfoliante, lo que solo facilitaría el daño de la piel; por otro lado, es determinante la elección del exfoliante, ya que en caso de tener la piel sensible tendrá que ser alguno más suave y respetuoso con la epidermis, extenderlo sobre la piel húmeda y utilizar una buena crema hidratante tras la exfoliación que consiga calmar la piel. Pasos:

  • Limpiar cualquier imperfección o suciedad del rostro previamente con alguna leche desmaquillante o tónico con agua micelar que ayude a limpiar, purificar, desmaquillar y matificar la cara. Es importante recordar que el agua y el jabón resecan la piel.
  • Extender el producto exfoliante todavía con la piel algo húmeda lo que permitirá aplicar mejor el tratamiento sin que los granos de la crema dañen la piel. Imprescindible hacerlo de manera suave, con movimientos circulares hacia arriba y desde el centro de la cara hasta las orejas evitando el contorno de los ojos.
  • Aclarar con agua fría para favorecer el cerrado de los poros.
  • Continuar con alguna mascarilla purificante o crema hidratante nutritiva.

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar