Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar
Solares

Solares

Hay 449 productos.
Los productos solares son determinantes para el cuidado de la piel. Aunque pueda parecer que la radiación solar es un problema exclusivo del verano, los rayos ultravioleta afectan a la salud cutánea durante todo el año. El rostro, además, es la parte del cuerpo más expuesta, su piel es mucho más fina y su producción de colágeno es inferior. Por eso, sobre todo en pieles demasiado sensibles, hiperreactivas o alérgicas al sol resulta imprescindible el uso de protectores solares adecuados que favorezcan el bronceado uniforme.
Filtrar
Mostrando 1 - 52 de 449 productos

La importancia del protector solar en el rostro

La importancia que el protector solar tiene para la piel es algo fácil de comprender, sobre todo durante la exposición solar en los meses de verano dónde los rayos solares inciden más directamente y con mayor intensidad. Pero si ya en el cuerpo es esencial en la cara es todavía más relevante usar un buen protector que haya sido testado y comercializado por las mejores marcas de calidad y experiencia farmacéutica. Lo que hay que tener en cuenta es que, pese a que en verano su actividad es más intensa, cuidar y proteger la piel del rostro es vital durante todo el año. También es muy importante el uso de gafas de sol que ofrezcan una protección mínima de nivel 3. El sol, además de deshidratar la piel, es la principal influencia en la creación y aparición de las arrugas y líneas de expresión ya que favorece la oxidación celular.

Si a esto se le suma que la piel del rostro está continuamente expuesta durante todo el año, se entiende la importancia de este tipo de productos dentro de cualquier tratamiento y rutina de cuidado contra el envejecimiento celular y los daños oculares. Proteger la cara es tan importante como limpiarla tras el maquillaje e hidratarla cada día. Aplicar habitualmente este tipo de productos solares ayuda a los tejidos cutáneos en la formación del colágeno, elemento que actúa como barrera natural de la piel. Hay que tener en cuenta que no todos los protectores solares son efectivos para el rostro. La razón es que los tejidos cutáneos del rostro son mucho más sensibles, la piel es mucho más fina y sus características suelen ser más grasas que las del cuerpo, por lo que se pueden acabar desarrollando otros problemas como el acné.

Consejos para aplicar el protector solar en la cara

Principalmente se debe de coger el hábito de recurrir a la crema solar facial cada día con independencia de la estación del año en la que uno se encuentre. Los protectores solares no solo sirven para la playa, sino que se trata de productos cosméticos que actúan junto con los productos hidratantes para mantener la piel joven y brillante por más tiempo. Siempre es recomendable optar por el factor de protección más elevado independientemente del tipo de piel, sobre todo en los meses de julio y agosto. Incluir esta clase de productos en la rutina diaria resulta muy eficaz, pudiendo aplicar el  maquillaje sin problemas una vez se deja reposar para que asiente bien.

Es esencial aplicar el protector solar por toda la cara asegurándose de que se ha extendido bien por las orejas, el puente de la nariz y el contorno de los ojos, salvo que las indicaciones de la crema en concreto no lo recomienden. También existen cremas específicas para estas zonas más delicadas. Hay que tener en cuenta que, pese a que parece que no importa, las cremas corporales no sirven de la misma forma para la cara. Otro aspecto a tener en cuenta es que si la exposición al sol va a ser muy larga se deberá replicar el protector varias veces para minimizar todos los riesgos posibles. Una solución es usar una bruma facial que se puede aplicar sobre el maquillaje.

¿Cómo funcionan los autobronceadores?

Los autobronceadores son productos cosméticos creados especialmente para aquellas personas de piel muy clara a las que les cuesta conseguir un bronceado saludable sin que esta actividad suponga un riesgo para su bienestar. Actualmente se han convertido en el producto estrella para todas aquellas personas que les gusta lucir una piel dorada independientemente de la época o estación del año. Pese a que puede parecer que se trata de un producto con el que se debe de llevar mucho cuidado, los autobronceadores no son perjudiciales. Se trata de soluciones que ofrecen un bronceado artificial gracias a la coloración de las capas superficiales de la cara de forma temporal. Son de aplicación fácil y uniforme. Resultados de forma progresiva.

En los últimos años son muchas las marcas de cosmética solar que han apostado por mejorar y desarrollar un mejor autobronceador que además de colorear y proteger, aporte otras ventajas tales como una rápida absorción, un tono más luminoso y natural que se aleje todo lo posible del color anaranjado y de un color demasiado fuerte y desproporcionado para la tonalidad del cliente. Antes de aplicar el autobronceador es muy importante exfoliar e hidratar la piel para conseguir un resultado más uniforme. Es importante apuntar que no todos los autobronceadores protegen, ya que se tratan por lo general de una forma de maquillaje. Hay que fijarse en que contengan un factor SPF incluido en la fórmula, por contra se deberán complementar con un protector solar.

¿Qué es la alergia al sol?

La alergia al sol es el nombre bajo el cual se engloban muchos síntomas derivados de enfermedades dermatológicas en las cuales la piel se vuelve hiperreactiva debido a que desarrolla hipersensibilidad a la fotoexposición. Este tipo de respuestas de la dermis se pueden manifestar en forma de erupción polimórfica lumínica, urticaria solar o porfiria. La primera es muy común, que no exclusiva, entre las mujeres jóvenes ya que tiene relación con factores hormonales y es muy característica de épocas como la primavera o el principio del verano. Aparece en forma de bultos pequeños, normalmente en la cara o en el escote. En el segundo caso salen habones parecidos al de la picadura de un insecto. No tienen zona del cuerpo ni estación frecuente.

La porfiria, por su parte, es la hipersensibilidad exagerada de la piel y que afecta a muy pocas personas en el mundo. Este tipo de enfermedad poco común es muy rara ya que las personas que la padecen se ven obligadas a evitar cualquier contacto con la radiación solar, por mínima que sea, a riesgo de que aparezcan ampollas en la piel, por lo que se ven obligadas a vivir más de noche que de día. Para estos tipos de alergias al sol se debe de apostar por cremas solares que ofrezcan un alto factor de protección y protectores complementarios de vía oral que funcionan como suplementos alimenticios capaces de modificar desde el interior la capacidad del paciente para frenar la radiación y evitar que la radiación penetre en los tejidos.

¿Qué estás buscando?

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Mostrar todo Ocultar

Formato

Mostrar todo Ocultar

SPF

Packs Promocionales

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar