Problemas en la piel

Hay 71 productos.
La dermatitis, la piel atópica, la psoriasis, las quemaduras o las cicatrices son los problemas en la piel más comunes a los que la cosmética tiene que hacer frente. Para ello marcas como Isdin, Uriage, Ducray, Dermatix, Bepanthol, La Roche-Posay, Biafin, Urgo, SVR, Mussvital o Cumlaude han desarrollado productos específicamente formulados para proteger, cuidar y tratar las afecciones molestas e incómodas de los tejidos cutáneos que ponen en peligro el bienestar en la salud de las personas.
Mostrando 1 - 40 de 71 productos

¿Qué son los problemas en la piel?

Los problemas en la piel son todas aquellas afecciones o características propias de una piel en concreto que, si no se cuidan y se tratan con productos específicos, pueden dar lugar a molestos síntomas que pongan en serio riesgo el bienestar y la salud personal. Por lo general las pieles pueden más o menos organizarse en pieles normales o mixtas, pieles secas, pieles grasas, pieles sensibles y pieles atópicas. De todas estas, como es lógico, las dos últimas son las más propensas a sufrir con más normalidad y asiduidad problemas crónicos como la dermatitis atópica o la psoriasis. Actualmente, la piel atópica es una de las patologías más comunes en el mundo de la dermatitis. Esta clase de problemas en la piel no ha dejado de multiplicarse en los últimos 30 años a causa de la contaminación ambiental o la mala alimentación, pero sobre todo por su aspecto genético y hereditario.

Un niño con al menos un progenitor con este tipo de piel atópica tan característica tendrá un 30% más de posibilidades de padecer dicha afección. En el caso de que ambos lo sean el porcentaje asciende a más de un 70%. Frente a este tipo de problemas es inevitable tener siempre a mano cremas y lociones especialmente formuladas con ingredientes y elementos que cuiden la piel. Por ello marcas como Isdin, Uriage, Dermatix o Cumlaude han desarrollado productos específicamente formulados teniendo en cuenta los requerimientos y consejos de expertos dermatólogos para dar como resultado cremas y lociones que alivian los síntomas, hidratan la piel, protegiéndola de futuras reacciones y favorecen el cuidado de otros problemas como las cicatrices o las quemaduras, ofreciendo todo tipo de soluciones profesionales para las necesidades más exigentes de los pacientes.

Características de la dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel que se caracteriza por la sequedad extrema, la irritación, la aparición frecuente de manchas rojas y la escamación cutánea. A pesar de no ser contagiosa, la dermatitis atópica es una enfermedad crónica de la piel que en fases muy agudas puede tener un impacto muy negativo en la vida de la persona afectada y son, a menudo, causa de insomnio. Cuando está extremadamente seca, la piel se vuelve más permeable y ya no cumple su función de barrera contra las agresiones externas y los alérgenos. Sin embargo, es importante remarcar que la piel seca no se vuelve atópica. Este tipo de piel solo se desarrolla por condiciones genéticas favorables. Está relacionada también con un sistema inmunológico fuera de control que trabaja de forma exagerada.

Se trata de una patología cutánea que comienza a la más tierna infancia y que, actualmente, se ha convertido en una de las causas principales de visita al dermatólogo. En los últimos 30 años los casos de dermatitis atópica se han duplicado y triplicado en muchos países occidentales. Los más afectados, por tanto, suelen ser los niños de entre los 3 meses y los 5 años de edad. El 80% de los casos ocurre antes del primer año de vida. Sus síntomas pueden persistir más adelante y hasta la edad adulta, por lo que este tipo de casos ha de tener especial cuidado con el tipo de productos que usa para su higiene corporal, teniendo siempre en cuenta la importancia de unos buenos cuidados, empleando productos naturales que favorezcan una correcta hidratación continua y que ayuden a paliar los picores y la escamación.

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica en la que las células de la piel de la zona afectada se reproducen mucho más rápido que las de una persona que no sufre este problema, acumulándose formando placas enrojecidas, engrosadas y escamosas en la piel. Aunque no se trata de una enfermedad contagiosa, sí tiene cierto componente genético que se hereda de padres a hijos. Este tipo de problemas en la piel pueden aparecer a cualquier edad, pero es cierto que suele ser bastante común entre los 20 y los 30 o entre los 50 y los 60 años. La psoriasis aumenta el riesgo de padecer otras futuras enfermedades como la diabetes, la artritis psoriásica, afecciones cardiovasculares y depresión. Por otra parte, pese a lo que se llegó a pensar en un principio, no tiene nada que ver con una higiene descuidada.

Aunque no se conocen muy bien las verdaderas causas, la psoriasis se ha demostrado que tiene su origen en un trastorno del sistema inmunológico, atacando las células y tejidos sanos que defienden al cuerpo contra las infecciones y las enfermedades. Por ello, se considera como una enfermedad de tipo autoinmune y que puede estar causada o, sobre todo, propulsada por situaciones de estrés, traumatismos como las quemaduras solares, las cicatrices postoperatorias o las erupciones debidas a medicamentos. Las infecciones bacterianas o víricas pueden inducir o empeorar las lesiones de la psoriasis al activar las células propias del sistema inmunitario. El frío, los cambios de estación también, el alcohol, el tabaco o la obesidad también están estrechamente relacionados con su aparición.

¿Dónde se pueden comprar productos para el tratamiento de estos problemas en la piel?

Toda clase de productos para el cuidado, tratamiento y protección de este tipo de problemas en la piel han sido desarrollados por marcas tan importantes como Isdin, Uriage, Ducray, Dermatix, Bepanthol, La Roche-Posay, Biafin, Urgo, SVR, Mussvital o Cumlaude, y se pueden comprar en la parafarmacia online de DosFarma, a través de la página web de Dosfarma.com, siendo una forma económica, segura y cómoda de adquirir desde casa cremas, lociones y tratamientos especiales para cualquier tipo de afección característica de la piel sensible, seca o atópica.

Antes de aplicar cualquier tipo de loción o tratamiento es recomendable conocer bien el tipo de piel y el problema a tratar para seleccionar el que será más efectivo. Siempre se debe de acudir previamente a la consulta de un especialista en dermatología cuando existe algún tipo de problema relacionado con la piel o se localizan síntomas como picores, erupciones, eccemas, escamamiento o resequedad excesiva. En caso de usar cualquier producto y no notar mejoría o sentir que los síntomas se agravan se deberá limpiar la zona, eliminar el uso del producto y acudir al médico.

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar