Tratamientos para aftas y herpes

Nuestro catálogo de tratamientos para aftas y herpes. Conoce más sobre ellos

Envío Envío (Saber más)

Precio

7,00 € - 28,00 €

Marca

Mostrar todo Ocultar

Formato

Mostrando 1-52 de 55 artículo(s)

Productos que te pueden interesar:

Tratamientos para aftas y herpes de farmacia

¿Qué son las aftas bucales?

Las aftas bucales son pequeñas lesiones superficiales -úlceras o llagas abiertas- que surgen tanto en los tejidos blandos de la boca, como en la base de las encías. Su aparición no representa ningún tipo de riesgo para la salud (a no ser que esté asociada a la respuesta inmunitaria), pero sí es molesta, ya que genera dolor al comer o hablar, como síntomas. Es importante señalar que, a diferencia de lo que se piensa habitualmente, un aftas o un herpes labial no es lo mismo. El herpes labial o calentura no es contagioso, y aparece en la superficie de los labios.

Las causas de la aparición de las aftas bucales pueden ser una intervención clínica dental, el uso de ortodoncia, un mordisco en la lengua, la carencia de vitaminas o minerales, el estrés emocional o ciertos cambios hormonales.

¿Cómo son las aftas bucales?

Las aftas bucales -en su mayor parte- presentan una forma redonda u ovalada con cierto relieve, un centro blanco o de color amarillo y borde rojizo. Su ubicación suele encontrarse tanto encima como debajo de la lengua, tras mejillas o labios, en la base de las encías o en el paladar blando.

¿Qué tipos de aftas existen?

Las aftas pueden clasificarse -y de hecho se clasifican- de la siguiente forma:

- Aftas menores: son el tipo de aftas más frecuente. Su tamaño es habitualmente pequeño, y su curación se materializa en apenas 1 o 2 semanas, sin dejar ningún tipo de cicatriz.
- Aftas mayores: es un tipo de aftas algo menos frecuente, pero de una dimensión más grande y profunda. Causan bastante dolor, y pueden necesitar hasta 6 semanas para su curación, dejando cicatrices.
- Aftas herpetiformes: son un tipo de aftas poco frecuente, y que sufren -sobre todo- personas de avanzada edad. Es reseñable el hecho de que no se producen a causa de infección del virus del herpes. Son del tamaño de la cabeza de un alfiler, pueden surgir en grupo para posteriormente forman una gran úlcera, y se curan en 1 o 2 semanas, sin ocasionar cicatriz.

¿Qué productos sirven para combatir las aftas?

Ponemos muy distintos tratamientos para aftas y herpes a tu disposición, para que encuentres el formato y el método que mejor se adapte a ti.

- Tenemos geles a base de ácido hialurónico que tratan las aftas y heridas bucales localizadas, estimulando la cicatrización de la mucosa bucal. Además, previenen el dolor de las rozaduras, formando una barrera protectora. Con la misma indicación, dispones de filmogeles en formato apósito líquido. Actúan aislando la herida, aliviando las molestias que producen y favoreciendo su cicatrización. Incorporan una espátula para facilitar su aplicación.
- Para los más pequeños de la casa, contamos con geles elaborados con hialuronato de sodio y 9 ingredientes naturales. Consiguen aliviar rápidamente el dolor y favorecer la cicatrización.
- ¿Quieres saber cómo prevenir y evitar las nuevas apariciones de aftas y heridas? Con nuestros sobres con aminoácidos y lisina. Puedes tomarlos como medida de prevención, o durante el tratamiento de las heridas. Ayudan a mantener los niveles óptimos de estos nutrientes en el organismo, aumentando tu inmunidad.
- Enjuaga y trata las heridas o aftas con nuestros colutorios. Contamos con enjuagues bucales que reducen el dolor de las llagas y heridas. Vienen acompañados de un vasito dosificador para que midas de forma precisa la dosis indicada.

Alivia las molestias bucales con nuestros tratamientos para aftas y herpes, de marcas de farmacia prestigiosas como Aftex, Gum Oddent.