Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar
Encías Sensibles

Encías Sensibles

Hay 63 productos.
Para el cuidado de unas encías sensibles, conviene utilizar pastas de dientes especiales indicadas para este tipo de tratamientos. 
Filtrar
Mostrando 1 - 52 de 63 productos

¿Cuáles son las causas de unas encías sensibles?

Las encías son una mucosa compuesta por un tejido grueso que se encarga de recubrir y sujetar los dientes. La encía es la base de la dentadura, y actúa como protector de las bacterias. Es de color rosa y, tienen una textura viscosa y suave. Cuando la encía tiene un tono rojizo irritado y aparece hinchada puede significar que se padece algún tipo de infección bucal.

Las encías son muy delicadas y, cualquier pequeño golpe o rasguño, causado por el cepillado o por el hilo dental, puede provocar un sangrado en la zona e incluso producir úlceras. Esta serie de heridas bucales pueden ocasionar la acumulación de microbios en la lengua y el paladar. Estas bacterias causan una inflamación y dolor en las encías. La acumulación del biofilm oral (placa bacteriana), también, acaba provocando la inflamación y el sangrado de las encías sensibles.  

Las causas del dolor de encías pueden ser variadas desde un cepillado agresivo o un uso incorrecto del hilo dental, hasta los casos de enfermedades bucales más graves como la gingivitis. Los síntomas más comunes son la inflación, el enrojecimiento y el sangrado de la encía. Estos desagradables efectos podrán solucionarse de diferentes maneras, en función de la causa de la hinchazón de las encías:

-          Déficit nutricional: las encías inflamadas pueden ser causa de una alimentación incorrecta, la falta de algún nutriente como la vitamina C o el hierro, pueden provocar alteraciones en la salud de las encías.

-          Diabetes: las personas con diabetes tienen mayor riesgo de desarrollar infecciones, en particular, las relacionadas con las encías.

-          Enfermedades como el cáncer o el SIDA: los fuertes tratamientos de estas enfermedades pueden perjudicar gravemente la salud de las encías contribuyendo a su deterioro.

-          Estrés emocional o físico: las situaciones de estrés provocan también cambios hormonales en el organismo. Las situaciones de ansiedad también pueden contribuir a la inflamación de las encías.

-          Genética: algunas personas son más propensas que otras a padecer enfermedades graves de las encías.

-          Gingivitis: es una afección bucodental que provoca la inflamación de la encía, es de carácter reversible y sus síntomas son fácilmente visibles. Se produce por la acumulación de placa bacteriana en la cavidad bucal. Se presenta en diferentes edades y, si no se trata adecuadamente podría evolucionar y convertirse en una periodontitis.

-          Hormonas: las encías pueden inflamarse debido a un incremento significativo en la secreción hormonal, lo cual aumenta el flujo sanguíneo que llega a las encías. Aquellos cambios hormonales que pueden afectar son los que se producen durante el embarazo, la pubertad, la menstruación o la menopausia.

-          Medicamentos: ciertos medicamentos pueden reducir el flujo de la saliva, lo que hace que la boca sea más vulnerable a sufrir infecciones. La saliva protege la boca y mantiene las encías limpias.

-          Periodontitis: es una enfermedad bucodental y, se conoce como la etapa posterior a la gingivitis. Se produce por una acumulación de bacterias que deriva en la formación de bolsas periodontales entre la encía y el diente. Estas bacterias destruyen de forma progresiva, los huesos, las encías y los tejidos, llegando a provocar la pérdida de las piezas dentales.

-          Prótesis o brackets: determinados aparatos dificultad la profundidad de la higiene diaria. La existencia de brackets o dentaduras postizas aumenta la irritación de las encías.

-          Tabaco: fumar cigarrillos contribuye a la irritación y la inflamación de las encías. En general, los pacientes fumadores son mucho más propensos a sufrir de encías sensibles que no los no fumadores. Una recomendación médica es dejar de fumar.

-          Úlceras bucales: pueden producir dolor e inflamación. Pueden identificarse por su aspecto y suelen ser fáciles de tratar y no se contagian.

¿Qué pastas de dientes existen para las encías sensibles ?

Es necesario escoger un dentífrico adecuado, porque los dientes no tienen las mismas necesidades en todo momento.  El objetivo de una pasta de dientes para encías sensibles es destruir las bacterias que perjudican la salud bucal, sin producir alteraciones perjudiciales en la boca. Estas pastas de dientes poseen formulaciones menos agresivas que las normales. Entre los ingredientes principales destacan:

-          Fluoruro Sódico: ayuda a remineralizar el esmalte, reforzarlo y eliminar la placa.

-          Triclosán: es un antiséptico potente, que aporta una protección extra para evitar que la placa bacteriana continúe acumulándose.

-          Clorhexidina: se reservan como tratamiento para la periodontitis o la gingivitis. En concentraciones elevadas se recomienza no utilizarse durante periodos de tiempo prolongados ya que podrían manchar el esmalte.

-          Lactato de Zinc: es un componente que ayuda a reducir los excesos de bacterias bucales, combaten además, el mal aliento.

Poseen diferentes sabores, algunos más suaves como la fresa y, otros más refrescantes como la menta. Pueden encontrarse en diferentes formatos, aunque la versión más habitual de estos productos es la de prácticos tubos con diferentes cantidades del producto. Se caracterizan porque ayudan a prevenir el sangrado y la inflamación de las encías evitando su desgaste. Además, refuerzan el esmalte de los dientes previniendo la aparición de caries y, controlando la acumulación de bacterias.

Consejos para el cuidado de encías sensibles

La enfermedad de las encías avanza por etapas, lo más recomendable es llevar a cabo una higiene bucodental adecuada y, tener en cuenta algunas recomendaciones para reducir los síntomas de unas encías sensibles:

-          No es necesario ejercer mucha presión durante el cepillado para evitar que las encías sangren.

-          El cepillado debe ser de 2 a 3 veces diarias durante 3 o 5 minutos.

-          Optar por cepillos de dientes de dureza suave.

-          Aplicar aceite de clavo en la encía para aliviar la región en casos de dolencias fuertes.

-          Utilizar un enjuague oral antiséptico, cicatrizante o antiinflamatorio.

-          Llevar una alimentación equilibrada, tomas mucha vitamina A y C, ayuda a detener el sangrado de las encías.  

-          Masajear suavemente las encías puede ayudar a reducir la inflamación.

¿Dónde comprar pasta de dientes para encías sensibles?

En este apartado se encuentra toda la información necesaria tratar los problemas derivados de unas encías sensibles. Comprar pasta de dientes para encías sensibles en la parafarmacia online DosFarma es muy fácil, rápido y seguro. Ya es posible buscar entre las marcas más recomendadas, como Lacer, Kin, Bexident o Weleda, y elegir el producto más adecuado para la salud dental.

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Mostrar todo Ocultar

Packs Promocionales

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar