Lágrimas Artificiales

Hay 11 productos.

Las lágrimas artificiales componen un tratamiento ocular indicado para tratar la sequedad ocular y así aliviar la irritación y la inflamación que se produce en los ojos.

Mostrando 1 - 11 de 11 productos

¿Para qué sirven las lágrimas artificiales?

Las lágrimas artificiales son un tipo de medicamento sin receta indicado para el tratamiento ocular que consiste en una disolución que imita la lágrima natural del ojo y puede contener agentes espesantes que mantengan la composición del producto en la superficie del ojo, también gracias a los electrolitos que son capaces de ayudar en la cicatrización.

En el mercado se pueden encontrar lágrimas con conservantes y sin conservantes, en el caso de las primeras son poco recomendables si la sequedad es moderada o intensa, dado que pueden irritar los ojos; y, en el caso de las segundas, se recomienda su uso en aquellas personas que las aplican más de cuatro veces al día y sufren la sequedad ya anotada que, normalmente, se presentan en envases monodosis. Se pueden encontrar lágrimas artificiales a precio de farmacia en Dosfarma.com.

Las lágrimas artificiales se utilizan para mantener los ojos hidratados y húmedos, en aquellos casos que el ojo se siente seco por diversos factores y circunstancias que incluyen la contaminación exterior, el humo, el polvo, la exposición prolongada a las pantallas o a factores ambientales como la presencia de aires acondicionados o calefacciones. Asimismo, estas se recomiendan cuando el paciente acaba de pasar por una operación ocular como la de las cataratas o cualquier tipo de cirugía refractiva, por ser un remedio sencillo y eficaz que alivia las molestias, al disminuir el roce entre la zona inflamada interior del ojo y la superficie conjuntiva para favorecer la recuperación. 

¿Por qué es necesaria la lágrima para la visión?

Cuando se parpadea, normalmente, la superficie ocular se recubre de una película de lágrimas, creando una capa lisa y clara, la cual permite una buena visión. Por ello, cuando el ojo se reseca precisa de unas lágrimas artificiales que ayuden a reconstituir la película lagrimal normal, evitando síntomas como la visión borrosa o la vista cansada. 

La película lagrimal está compuesta de tres capas. La primera es la capa superficial lipídica o la capa más externa de la película lagrimal, cuya función principal es alisar la superficie lagrimal y reducir la evaporación de las lágrimas naturales. La segunda es la capa acuosa intermedia, la cual constituye como volumen el principal componente de la lágrima, ya que está producida por glándulas lagrimales de los párpados que son capaces de limpiar el ojo por sí mismas y eliminar las partículas exógenas o irritantes. Y finalmente, la tercera es la capa posterior mucínica o más interna, que corresponde a la producción de la conjuntiva, en ella el mucus secretado permite que la capa acuosa se extienda uniformemente por la superficie ocular y permita mantener el estado de humedad del ojo, por lo que tener lágrima es esencial para una buena visión.

¿Qué fórmula contienen las lágrimas artificiales?

Las lágrimas artificiales están formuladas para producir una acción similar a la de la lágrima natural sobre la superficie ocular, para ello se vale de una composición que la simula y permite su absorción por el medio acuoso del ojo. Este tipo de medicamento sin receta se aplica por vía ocular y debe ser recomendado por un médico u especialista que reconozca la causa del problema y el nivel de sequedad.

En  primer lugar, se puede hablar del principio activo de la hipromelosa, introducido en lágrimas destinadas a reducir la tensión superficial de la película lagrimal e incrementar la viscosidad. Este compuesto se adhiere a la córnea y a la conjuntiva para mejorar la capacidad de humectación.

Esta fórmula está presente en Artific 30 monodosis, que está indicado para el tratamiento de los síntomas producidos por la sequedad ocular, respetando al máximo su medio natural al no contener conservantes. Para conocer más información sobre su aplicación, se debe leer el prospecto.

También se puede encontrar en este grupo de medicamentos oftalmológicos, un gel oftálmico como Siccafluid, cuya fórmula contiene un lubricante denominado carbómero que mejora la capacidad de humectación del ojo, prolongando el alivio de sensaciones como la inflamación o la sequedad, especialmente, la producida por la falta de lágrima natural. En su prospecto de debida consulta se indica que es seguro para niños y adolescentes, aunque no se debe aplicar la misma posología que para los adultos, sino la que haya indicado el especialista o farmacéutico.

Para acabar, se puede hablar de las monodosis de Cellufresh, que contienen en su principio activo diferentes derivados del sodio y del potasio, en combinación con el agua purificada y un lubricante natural denominado carmelosa sódica, que imitan a la lágrima natural y este último componente permite que el efecto calmante sea prolongado. Ante cualquier duda en su aplicación, se debe leer su prospecto

¿Dónde comprar lágrimas artificiales?

Se pueden comprar lágrimas artificiales sin receta para devolver al ojo su capacidad natural de hidratación sin dañar su integridad. En DosFarma, se encuentran soluciones oftalmológicas como las lágrimas artificiales tan necesarias hoy día para mantener una vista en perfectas condiciones.

Filtros

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar