Cremas Antiinflamatorias

Hay 36 productos.

Una pomada antiinflamatoria es un medicamento que está destinado a prevenir o reducir la inflamación localizada que está provocada en alguno de los tejidos. Son de aplicación tópica y deben utilizarse directamente sobre la zona de dolor. Antes de aplicar la crema antiinflamatoria es necesario leer su correspondiente prospecto.

Mostrando 1 - 36 de 36 productos

¿Qué son las cremas antiinflamatorias?

La pomada antiinflamatoria es un medicamento utilizado generalmente en procedimientos destinados a prevenir o disminuir, en el caso de que ya haya aparecido, la inflamación de alguno de los tejidos. Se trata de un producto médico que asiste y alivia el dolor local. La aplicación local de este medicamento se administra por vía dérmica. La crema antiinflamatoria se utiliza para reducir la inflamación causante de los diversos dolores musculares y de articulaciones que tienen origen inflamatorio y que derivan en algunos tipos de traumatismos, tendinitis, esguinces leves producidos por alguna torcedura o algunas enfermedades más crónicas como la artrosis y la artritis.

Los dolores musculares están normalmente provocados por numerosas causas. Algunas de ellas son consecuencia de grandes esfuerzos físicos. Estas suelen aparecer cuando se practica ejercicio después de un largo tiempo de inhabilitación o reposo. En este caso los músculos se resisten y aparecen las llamadas agujetas acompañadas de un dolor muscular que puede variar de leve a intenso. Ante esta situación se debe aplicar en el lugar de las molestias pomada antiinflamatoria cremas con efecto analgésico. Es aconsejable masajear la zona afectada varias veces al día hasta la completa absorción de la crema.

¿Para qué sirven las cremas antiinflamatorias?

La función básica de la crema antiinflamatoria es la de prevenir o reducir la inflamación de los tejidos. Actúan mediante un mecanismo encargado de inhibir o impedir la biosíntesis de los agentes que causan la inflamación. Estos son conocidos como derivados del ácido araquidónico o eicosanoides. Cuando se aplica una podama antiinflamatoria en una zona que presenta dolor el objetivo es el de limitar el efecto de la zona dolorida mediante la absorción de la crema que tiene capacidad de penetrar hasta la articulación y actuar sobre ella. Principalmente existen dos tipos de medicamentos antiinflamatorios:

  • Antiinflamatorios esteroideos. Se trata de unos fármacos corticoides, corticosteroides o semisintéticos. Su uso está limitado o restringido por los posibles efectos secundarios a los que puedan dar lugar. Sobre todo los administrados por vía oral o parenteral.
  • Antiinflamatorios no esteroideos. Se agrupan dentro de los inhibidores no selectivos, según su acción frente a la síntesis, son de prostaglandinas o tromboxanos. Conocidos como AINE además de servir como antiinflamatorios son también analgésicos y antipiréticos. Algunos AINES se pueden encontrar en las farmacias en forma de ugüentos, cremas o linimentos.

Los medicamentos o procedimientos antiinflamatorios en forma de pomada sirven para combatir la inflamación que está provocada por traumas o enfermedades como la artritis reumatoidea o la artrosis. La crema para dolores articulares y musculares actúa en el proceso de inflamación producido por la tendinitis, los esguinces o la bursitis. Es muy importante recordar que ninguno de estos tratamientos debe utilizarse de manera automedicada. A pesar de que no estén sujetos a preinscripción médica es necesario leer el prospecto antes de aplicar la pomada antiinflamatoria y acudir de inmediato al médico si el dolor se presenta de manera más intensa.

¿Cómo tengo que aplicar la pomada antiinflamatoria?

Antes de aplicar la pomada antiinflamatoria se debe tener en cuenta que al tratarse de un producto tópico su uso debe ser exclusivamente externo, es decir, en ningún momento debe ingerirse o aplicarse por cualquier otra vía. Esta crema es de uso local, por lo que debe aplicarse directamente sobre la zona afectada. En el prospecto de cada uno de estos medicamentos se detalla las recomendaciones de aplicación a seguir. Pero en general estos pasos suelen ser:

  • Aplicar una cantidad de la crema acorde a la extensión de la zona afectada. Una cantidad de 2 a 4 gramos es suficiente cuando el área a tratar es pequeña, mientras que para la zona más grande es necesario aumentar la porción.
  • Masajear la zona de dolor durante unos minutos con pequeños y suaves movimientos circulares hasta conseguir que la piel absorba por completo la pomada antiinflamatoria.  
  • Repetir el mismo procedimiento a lo largo de tres veces al día para que los resultados sean más visibles y para que se note una mejoría.
  • No es recomendable cubrir la zona con apósitos o vendas. Se debe esperar a que el medicamento se seque por sí sólo.

Además de estas recomendaciones se deben tomar ciertas precauciones antes de aplicar un antiinflamatorio muscular. Algunas de ellas son que no deben aplicarse sobre heridas abiertas o piel irritada, no deben dejarse en lugares muy cálidos que puedan alterar su composición, no es recomendable extender su uso por encima de determinados periodos de tiempo. En el caso de que el dolor por traumatismo, muscular, lesión de tejidos u otros dolores persistan es recomendable acudir al médico para una revisión más exhaustiva.

¿Cuál es la mejor crema para el dolor muscular?

La mejor crema antiinflamatoria para dolor muscular es Flogoprofen, un medicamento que alivia el dolor y combate la inflamación ocasionada por alguna lesión muscular leve, por golpes o contusiones, esguinces leves o algunas distensiones. También está indicada para solucionar las molestias que pueden aparecer en la espalda, entre ellas, contracturas y lumbalgias. Debe aplicarse directamente sobre la zona afectada. La pomada antiinflamatoria de esta marca se puede obtener en diferentes presentaciones. Está disponible en forma de gel mentolado y refrescante indicado para ser aplicado en masajes y en formato de spray, una solución cutánea que es fácil de pulverizar en las zonas de más difícil acceso. Además, este medicamento también está recomendado como antiinflamatorio para tendinitis.  Su formulación a base de Etofenamato se concentra hasta 20 veces más en la zona inflamada. Antes de utilizar Flogoprofen en gel o en spray es necesario leer sus respectivos prospectos para hacer uso de las indicaciones de uso y para tener en cuenta las precauciones a tomar.

¿Dónde puedo comprar cremas antiinflamatorias?

En la parafarmacia online Dosfarma.com se pueden encontrarpomadas antiinflamatorias a precio de farmacia. Se trata de un tratamiento destinado para el alivio de las dolencias musculares, contracturas, molesticas articulares, lesiones leves, lumbalgias, entre otras. Cada producto tiene como finalidad aliviar o prevenir un tipo de dolor diferente por lo que no es recomendable automedicarse y utilizar cualquiera de ellos sin conocer su función. Por esta razón, es necesario leer el prospecto antes de hacer uso de cualquier medicamento y consultar con un profesional de la salud en el caso de que el dolor se presente de manera más intensa o cuando la crema antiinflamatoria no surta efecto en el tiempo recomendado de tratamiento. Dosfarma.com dispone de un amplio catálogo de cremas con efecto analgésico recomendadas para aliviar o prevenir el dolor localizado. En ningún caso deben ser aplicadas por otra vía que no sea la tópica o dérmica.

Aceptar

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información