Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar

Antisépticos ginecológicos

Hay 4 productos.
Los antisépticos vaginales son medicamentos para tratar las infecciones por hongos que aparecen en la zona vulvovaginal.
Filtrar
Mostrando 1 - 4 de 4 productos

¿En qué caso se puede necesitar un antiséptico ginecológico?

Los antisépticos ginecológicos engloban a los tratamientos antifúngicos para tratar la zona vaginal externa e interna. La enfermedad infecciosa que más precisa de este tipo de tratamiento es la denominada candidiasis vulvovaginal, un tipo de infección que se produce cuando se altera el pH vulvovaginal y esto provoca la alteración de la homeostais de la vagina que hace que prolifere el hongo candida albicans, uno de los microorganismos que vive en la vagina.

Sus síntomas son evidentes e incómodos para el día a día femenino, entre ellos, se encuentran: la presencia de molestias durante las relaciones sexuales, la secreción vaginal espesa y de tono blanquecino y la sensación de picazón y ardor en el área vulvovaginal. En ocasiones, sino se ha utilizado protección el varón puede presentar síntomas como erupciones o ardor al entrar en contacto con la candidiasis. Generalmente, los síntomas de esta infección en el organismo femenino se suelen incrementar la semana antes de la menstruación y se minimizan una vez esta se presente.

Para ella, se pueden comprar antisépticos vaginales  a precio de farmacia en DosFarma. Una vez ha sido diagnosticada por el médico, mediante un cultivo de las secreciones, este decidirá si se trata mediante este tipo de tratamiento y si se hace de manera duradera o única, dado que la candidiasis puede presentarse de tres maneras según la mujer: de manera aislada, recurrente o crónica.

Otro tipo de hongo, que afecta tanto al hombre como a la mujer, es el trichomonas vaginales, causante de la tricomoniasis y que es menos común porque se contrae por contacto de los órganos sexuales y no todas las personas presentan síntomas, aunque si son transmisoras. Este se manifiesta durante los siguientes 5 a 29 días y los síntomas pueden ir desde la irritación leve a la inflamación grave, tanto en el interior de la vagina como en el pene. En el caso femenino, este hongo causa enrojecimiento, molestia al orinar o una secreción clara con color inusual y de tono blanco, amarillento o verdoso. Conviene tratarla pronto porque tiene una vida bastante prolongada en algunos casos.

¿Cómo evitar el desarrollo de las infecciones vaginales?

Evitar el desarrollo de las infecciones vaginales es importante, tras haber tratado las mismas con antisépticos ginecológicos para que no se vuelvan a repetir. Para ello, se dan algunas pautas de comportamiento que deben introducirse a modo de hábitos saludables. En primer lugar, aumentar el consumo de frutas cítricas, de jengibre, zanahoria, ajo, orégano, anís o hinojo, entre otras especias que se pueden añadir a la comida y aportan vitaminas y beneficios al organismo; así como eliminar el consumo de alcohol y azúcar refinado de la dieta.

En segundo lugar, llevar a cabo una higiene íntima basada en el uso de jabones suaves y agua, manteniendo la zona vaginal siempre seca y usando ropa interior de algodón y otras prendas de vestir que no queden muy ajustadas, para dejar que la zona transpire. Y, para acabar, se recomienda que las mujeres practiquen deporte o técnicas de relajación que contribuyan a relajar el estrés, que puede ser uno de los desencadenantes y procurar llevar a cabo relaciones sexuales con protección. 

¿Cómo se aplican los antisépticos ginecológicos?

Los antisépticos ginecológicos  para el tratamiento de hongos e infecciones que afectan a la zona vulvovaginal se aplican directamente en la zona afectada. Se pueden encontrar en el mercado farmacéutico, algunos cuyo acceso no precisa de una receta médica pero que son de uso común. Uno de los medicamentos para el tratamiento de esta infección es Gine Canestén, disponible en diferentes dosis y en formato crema vaginal o cápsula vaginal. Para aplicar cualquiera de los dos, se debe tomar el aplicador y, en un caso, introducirlo en el tubo dispensador, mientras que en el otro, se coloca la cápsula dentro del aplicador. 

Una vez tomado el aplicador entre manos, se empuja el émbolo o se aprieta el tubo con el aplicador profundamente dentro de la vagina para introducir el medicamento en la zona. Para que sea correctamente introducida, la paciente debe estar acostada de espaldas y con las piernas ligeramente dobladas. Para más información sobre Gine Canestén, se debe consultar su prospecto.

Por otra parte, también se puede encontrar la solución Ginejuvent, en cuyo prospecto se indica que está indicado para el tratamiento de las infecciones vulvovaginales producidas también por el hongo trichomonas y que trata problemas como la vulvitis atópica. Se debe aplicar a modo de lavado vaginal con la previa dilución del producto y habiendo dejado la zona íntima previamente limpia de trazas del jabón íntimo de uso habitual. No se debe utilizar durante períodos largos de tiempo.

¿Dónde comprar medicamentos antisépticos ginecológicos?

Para comprar antisépticos ginecológicos sin receta se puede recurrir a la parafarmacia especializada DosFarma, siempre de la mano de marcas de confianza como Gine- Canesten, Bayer, Rosalgin, Canespie, con la previa recomendación del especialista o consultando al experto farmacéutico. Asimismo, para su administración correcta es importante conocer su prospecto, donde también se conocerán otros datos como su composición activa.

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar