Medicamentos y patillas para las varices

Medicamentos para varices. Alivio de sus síntomas como las piernas cansadas, hormigueo o escozor. Conoce más

Mostrando 1-20 de 20 artículo(s)

Productos que te pueden interesar:

Medicamentos para varices en tu farmacia online

¿Por qué aparecen las varices?

Los medicamentos para varices -o medicamentos venotónicos- son aquellos indicados para retrasar la progresión de la aparición de las mismas, dado que es una enfermedad degenerativa que, en muchas ocasiones, tiene un origen genético. Las varices son venas que no funcionan bien, y comienzan a hacerse visibles desde el exterior de la piel porque se inflaman y retuercen. Esto ocurre de manera habitual en las piernas, aunque pueden aparecer también en otras partes del cuerpo.

La inflamación de las venas se debe a que las válvulas que mantienen la circulación de la sangre lo hacen en una sola dirección, sin retorno venoso. Cuando tales válvulas se debilitan y pierden flexibilidad, la sangre puede quedar detenida en una zona o acumularse en las venas, provocando la aparición de las venas varicosas. Este es un problema común en personas que sufren de obesidad y llevan una vida sedentaria, pero también habitual en mujeres, personas mayores con problemas circulatorios o personas con antecedentes familiares. Para las personas que tienen problemas de circulación y tienen la posibilidad de desarrollar varices, es recomendable la práctica habitual de ejercicio, la pérdida de peso, elevar las piernas en los momentos de descanso y no cruzar las piernas, para su protección.

Una vez se han desarrollado, si se siente dolor en ellas, puede ser indicativo del padecimiento de insuficiencia venosa crónica; de lo contrario, constituirán únicamente un problema estético. En estos casos, se recomienda -junto al uso de un tratamiento farmacológico- el uso de medias de compresión, que prevendrán su extensión y evitarán la sensación de dolor de las mismas.

¿Qué tipos de varices existen?

Aunque las varices pueden ser clasificadas bajo distintos parámetros, una forma habitual que utilizan los expertos es su clasificación por grados.

  • Varices Grado I o Varículas

    Son las que se conocen como arañas vasculares. El problema que causan es más estético que de salud, ya que sus síntomas no suelen ser intensos. Se detectan por ser de grosor fino y color violáceo, y las padecen un 20% de la población de más de 35 años.

  • Varices Grado II

    A diferencia que las primeras, presentan mayor visibilidad y dilatación. Provocan síntomas muy particulares y deben recibir tratamiento. Pueden llegar a causar flebitis superficiales y dolorosas, o pequeños sangrados (varicorragias).

  • Varices Grado III

    Son las venas de Grado II cuando no han recibido el tratamiento que debieran. En este punto se encuentran muy dilatadas, visibles y antiestéticas. Revelan, con su presencia, un fallo severo en las principales válvulas del sistema venoso superficial. Sus síntomas van empeorando, destacándose la hinchazón, los edemas y el cambio de color en la piel.

  • Varices Grado IV

    En este caso, nos referimos a las varices de Grado III, cuando se hayan complicado. En este grado las varices presentarán cada uno de los síntomas de las anteriores, sumándole las úlceras de fácil infección y difícil tratamiento. También cursan con zonas eczematosas.

¿Cómo actúan los medicamentos para varices?

Los medicamentos para varices se pueden dividir en dos grupos: cápsulas (pastillas para las varices), sobres y comprimidos de administración oral, o pomadas de aplicación corporal/tópico. En el primer grupo, se encuentran las pastillas para las varices que contienen vid roja. Estas están indicadas para problemas circulatorios, dado que este principio activo actúa como un venotónico, devolviéndole la resistencia a los capilares; por otra parte, también actúan como vasoprotector, al disminuir la permeabilidad de las venas. Por ejemplo, de este tipo, tienes a tu disposición las Arkocápsulas. Es un medicamento tradicional elaborado a base de plantes, que está indicado para aliviar los síntomas derivados de desajustes leves de la circulación venosa, como son pesadez y malestar en las piernas. Para conocer más acerca de estas, leer su prospecto.

Otra sustancia natural incluida en las cápsulas de los tratamientos para varices de esta marca, es el castaño de indias. Con propiedades vasoconstrictoras, reduce la inflamación de los tejidos, y funciona como diurético, al eliminar la retención de líquidos que se produce en las extremidades. Se recomienda para el tratamiento de las arañas vasculares y las varices, dado que también alivia las piernas cansadas. Para más información, consulta su prospecto. También está incluido en comprimidos como los Thrombescina, de liberación prolongada, cuyo prospecto se debe consultar antes de su toma. Es un medicamento indicado para calmar síntomas como el hormigueo, los calambres nocturnos y el prurito, y precisa de la recomendación de un médico que haya examinado el estado varicoso.

Siguiendo con los de administración oral, te recomendamos también los sobres de Venoruton, que contienen como principio activo las oxeturinas. Son sobres de acción vasoprotectora, es decir: protegen a los vasos sanguíneos y alivian síntomas relacionados con ka insuficiencia venosa de tipo leve, que aparece en las extremidades inferiores. Estos tratamientos de varices a precio de farmacia se pueden comprar en Dosfarma.

Por otra parte, está el grupo de las pomadas. Estas contienen principios activos como la condroitina sulfato de sodio, o el pentosano polisulfato sódico. Ambos están indicados para favorecer la circulación sanguínea de la zona afectada, y permitir el alivio local de los síntomas producidos por las varices. Las pomadas deben ser extendidas creando una fina capa sobre la zona afectada de 2 a 3 veces al día y, tras la aplicación, las manos deben lavarse para evitar el contacto de la crema con otras partes del cuerpo susceptibles a irritarse. El tratamiento con estas puede extenderse hasta dos semana,s y siempre debe consultarse al médico cuando no se sienta mejoría. Como ejemplo de estas, está Hirudroid Forte, con condroitina sulfato de sodio. Su uso, además, es beneficioso sobre hematomas superficiales producidos por golpes, cuyo prospecto se debe consultar.

¿Dónde comprar medicamentos para varices?

Puedes comprar tratamientos para varices en el catálogo de la farmacia especializada Dosfarma, siempre de la mano de marcas/laboratorios farmacéuticos expertas como: Arkopharma, Boiron, Thrombocid o Venosmil.

Los medicamentos para varices están destinados a calmar los síntomas de esta dolencia de manera local o general, según el tipo de administración. Antes de tomar o aplicar cualquiera de ellos, es importante acudir a un médico de cabecera o especialista, para que diagnostique este problema de tipo circulatorio, y decida cuál es el tratamiento más adecuado a seguir y las pautas adicionales al mismo.