Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Lentillas

Hay 27 productos.

Las lentillas son un tipo de corrector de visión que ejerce la misma función que unas gafas, pero en contacto directo con el globo ocular y su composición es frágil y precisa de cuidados para no provocar sequedad. Están indicadas en casos de miopía, hipermetropía e incluso astigmatismo, y las hay permanentes, reutilizables o desechables, según las necesidades personales o el uso que se les dé.

Mostrando 1 - 27 de 27 productos

¿Para qué sirven las lentillas?

Las lentes de contacto son discos finos y transparentes que según su composición pueden ser rígidas, que proporcionan menos oxígeno al ojo; blandas, con mayor composición permitir una visión nítida y libre de defectos refractarios como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. Su tamaño y composición permiten que se adapten al movimiento natural del ojo sin producir molestias. Es un corrector similar a las gafas, ya que están graduadas, pero de un tamaño muy inferior que caben en un espacio del globo ocular y se adhieren al fluido lagrimal de la superficie del ojo.

Generalmente, se presentan como película transparentes, pero se le puede insertar una cantidad de tinte que facilite su manejo, y las primeras en vez de estar compuestas por el gel de silicona, que permite la oxigenación del ojo, eran de vidrio soplado e impedían la oxigenación, y por ello, eran perjudiciales y propiciaban las infecciones oculares. Su nacimiento parte de una idea de Leonardo Da Vinci y René Descartes. A parte de las lentes de contacto con fines médicos o correctivos, también las hay con fines estéticos como se verá en el siguiente apartado. 

¿Qué tipos de lentillas hay?

Las lentillas se pueden clasificar de dos maneras, por un lado, teniendo en cuenta la frecuencia de cambio de las mismas o el tipo de material que las compone. Las lentillas diarias desechables, como Acuvue Trueye o Acuvue Moist, permiten tirar las lentes usadas al final del día y recuperar el frescor de estrenarlas, sin tener que preocupar al usuario por limpiarlas, es una de las opciones más higiénicas y seguras del mercado. Por otra parte, se pueden encontrar las denominadas lentillas reutilizables, que tienen una duración de hasta dos semanas y requieren de una solución desinfectante antes de que el usuario se vaya a dormir; o las lentillas de uso prolongado, que son lentillas reutilizables que se pueden utilizar durante más tiempo o con duración mensual como Lentes Lenstar 55 con 6 unidades o Lentes Air Optix.

Asimismo, están tanto estas lentillas con uso farmacéutico o corrector, como las de uso estético, que también precisan del consejo de un especialista. Las lentes de contacto cosmético están diseñadas para dar la sensación de que se tiene otro color de ojos y se usan tanto en disfraces, como para conseguir unos ojos que luzcan de otra manera. Encontramos diferentes colores de la marca Soflens, como el miel; los verdes amazonas o esmeralda; o distintos tonos de azul como topacio, pacífico o aguamarina.

¿Cómo cuidar las lentillas?

Las lentillas reutilizables o permanentes precisan una rutina de limpieza, que contribuya a prevenir las posibles molestias o infecciones oculares que se puedan producir. A la hora de manipularlas, se deben tener las manos limpias para así ponerlas o retirarlas con el máximo higiene posible para que no recojan la contaminación, y aplicar sobre ellas en los dos procesos el líquido de lentillas de manera diaria, como Farline Solución Única, de manera suave con el dedo.  Tras su retirada deben guardarse en un estuche adecuado, como el Portalentes Bausch Lomb y durante viajes o travesías, se debe portar en el neceser un líquido adecuado como Renu Pack Viaje Solución Lentillas. Sobre el estuche, se recomienda enjuagar el exterior regularmente y en el interior cambiar el líquido de lentillas, sin exceder los tres meses de uso del mismo cuando se deteriore.

En cambio, no se recomienda usar agua de grifo para limpiar las lentillas, ya que porta cal y otros componentes o contaminantes que pueden deteriorarla, o usar la propia saliva, puesto que es antihigiénico. Por otro lado, se debe tratar de no manipular el dispensador del líquido de lentillas; o introducir las lentillas en el ojo después de haberlo maquillado, ya que puede arrastrar partículas al interior.

Además, los oftalmólogos desaconsejan la utilización de remedios caseros para limpiar las lentes de contacto, ya que no contienen los componentes adecuados para su mantenimiento, y retirarlas siempre antes de dormir, así como seguir las instrucciones del fabricante para no excederse en el tiempo de uso, puesto que pueden causar  lesiones graves al ojo, así como la sequedad o irritación derivada de un mal cuidado de las mismas.

¿Dónde comprar lentillas de farmacia?

Comprar lentillas de farmacia es posible en el catálogo online de DosFarma, que ofrece tanto lentes de contacto de uso corrector, ya sea desechables o reutilizables de tipo mensual como de uso estético con diferentes gamas de colores, que siempre precisan de la recomendación previa de un médico especialista para que sean las adecuadas a las necesidades o características de cada ojo. Asimismo, se ofrecen también limpiadores a buen precio para el mantenimiento de las lentillas y estuches para mantenerlas seguras y a salvo de daños externos como el polvo o la contaminación. Cuidar y corregir la vista es posible con las mejores lentes de contacto de farmacia. 

Filtros

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Mostrar todo Ocultar

Packs Promocionales

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar