Repelentes

Repelentes

Hay 55 productos.
Los repelentes son productos que utilizan las personas para evitar y prevenir las picaduras de los insectos. Se aplican en la piel aportando una barrera de protección para combatir las reacciones e infecciones que causan algunos insectos o arácnidos. 
Mostrando 1 - 40 de 55 productos

¿Qué es un repelente?

Los repelentes son compuestos químicos, naturales o sintéticos que ayudan a prevenir contra las picaduras en las personas ante cualquier insecto, ya que estas podrían causar infecciones e incluso enfermedades. La sangre humana atrae a los insectos, por lo que las personas, sobre todo durante verano cuando se lleva menos ropa o se dejan las ventanas abiertas, están expuestas a sufrir picaduras. Para evitar estas situaciones, los repelentes se aplican en la piel y actúan como protector que impide que los insectos puedan causar daños. La mayoría de los insectos y arácnidos producen picaduras que pueden provocar dolor, picor e irritación en la piel. Es importante recordar que muchos mosquitos, por ejemplo, de las zonas tropicales se dedican a vagar y transportar virus bastante graves, por lo que pueden transmitir enfermedades muy desastrosas.

Los repelentes son sustancias que poseen un olor particular, lo que favorece la acción antipicadura. Aunque existen formatos específicos para cada insecto concreto y, las concentraciones pueden variar en el preparado, poseen una formulación común en la que incluyen unos principios activos propios de los repelentes como:

-          Aceite de citronella: es el aceite esencial repelente más popular y utilizado. Es un extracto terpénico presente en distintas especies vegetales. Tiene un agradable olor a limón y produce una gran acción repelente actuando eficazmente como protector de la piel. Presenta baja toxicidad, aunque sus efectos no son muy duraderos en el tiempo.

-          Citriodora: esta sustancia está presente en varios tipos de eucaliptos, crean una barrera protectora alrededor de la piel y evitan el ataque de insectos voladores. Requieren aplicaciones repetidas y, presenta baja toxicidad.

-          Dietiltoluamida (DEET): una sustancia sintética que produce efectos desagradables en las terminaciones sensitivas de los insectos, por lo que crean un efecto repulsivo en el lugar donde se aplica. Posee gran eficacia contra los mosquitos, las moscas, las garrapatas o las pulgas.

-          Picaridina: esta sustancia química interfiere en los receptores específicos de los insectos. Es muy efectiva, segura y con buenas propiedades cosmética, por lo que no es agresiva con la piel, no provoca irritaciones ni reacciones.

-          Permetrina: esta sustancia posee un fuerte efecto insecticida que se absorbe rápidamente en las células del insecto provocándoles gran desorientación.

-          Otros: existe una larga lista de compuestos químicos que se utilizan como agentes insecticidas como el butóxido de piperonilo, enoxolona, benzoato de bencilo, ácido undecenoico entre otros.

¿Qué tipos de repelentes existen?

Los repelentes son la mejor arma para prevenir las picaduras. Evitan las desagradables molestias de locales que causan en las personas y que pueden provocarles alteraciones o infecciones. Los repelentes generalmente tienen un efecto de duración alrededor de unas 4-8 horas dependiendo del tipo de producto y su formulación. Los repelentes más utilizados son efectivos con insectos, mosquitos y piojos. No matan al insecto únicamente lo mantienen alejado de la zona donde se aplica el producto. Se ponen sobre la piel mediante diferentes sistemas de aplicación, existen versiones con formatos de gel, lociones, roll-on, barra, spray, e incluso, con forma de pulseras.

Para escoger un buen repelente es necesario tener en cuenta una serie de requisitos que debe cumplir en todo momento el producto. Los repelentes deben presentar una baja toxicidad y ser inocuos para la piel del ser humano, no deben provocar irritaciones en la piel, por lo que en su formulación debe incluir componentes tolerados. La eficacia de un repelente se mide por la inmediatez y el espectro de su acción, muchos funcionan de forma efectiva ante un gran número de insectos desde su aplicación durante largos periodos de tiempo. Un olor agradable también es fundamental para escoger un buen repelente, o por el contrario, también pueden encontrarse sin perfumes.

¿Cómo usar un repelente?

Los productos repelentes son de aplicación tópica, por lo que es necesario evitar el contacto del producto con los ojos, boca y otra parte del cuerpo que contenga mucosas. No conviene utilizar el producto en zonas irritadas o sensibles ya que podrían provocar dolencias y empeorar la situación en lugar de mejorarla. Debe elegirse el producto más indicado en función de la edad, el tipo de piel y la sensibilidad que presente la persona. Recordar que se puede repetir la aplicación del producto varias veces al día y que debe controlarse la aplicación en los niños, sobre todo en el caso de los menores de 5 años evitando administraciones excesivas.

Después de aplicar el producto en la piel conviene lavar el repelente diariamente y, lavar también las manos para evitar que el producto vaya a otras zonas del cuerpo. Lo ideal es seguir las instrucciones del fabricante, leer el envase para ver la composición del preparado y, en caso de intoxicación llamar al teléfono informativo que aparezca.

¿Dónde comprar repelentes?

La salud es lo primero y los insectos pueden dañarla con sus picaduras. En la parafarmacia online de DosFarma es posible comprar repelentes de un modo rápido y sencillo. De la mano de las marcas más recomendadas, como Dexin, OTC o Aposán , ya es posible adquirir estos productos a precios de farmacia y con una eficacia demostrada.

Filtros

Marca

Mostrar todo Ocultar

Envío Envío (Saber más)

Precio

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar