Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar
Barra

Barra

Hay 5 productos.
Los repelentes en barra son productos que se utilizan para prevenir y aliviar los síntomas de las picaduras de insectos. Estos productos con extractos naturales aportan protección, hidratación, combaten el dolor, el picor y las irritaciones reduciendo significativamente la incidencia de picaduras en las personas que los utilizan. 
Filtrar
Mostrando 1 - 5 de 5 productos

¿Qué es un repelente en barra?

El repelente en barra es un producto de composiciones químicas o naturales que se utiliza para proteger la piel frente la agresión de posibles insectos, que atraídos por el olor de la sangre pueden provocar lesiones en la piel de las personas. Estos compuestos reducen e incluso eliminan considerablemente la incidencia de picaduras de insectos, entre ellos mosquitos y piojos. Los insectos, por su propia naturaleza, en ocasiones transportan virus graves que pueden ocasionar enfermedades desastrosas.

Funcionan como los repelentes convencionales y son de aplicación tópica, por lo que presentan también baja toxicidad y no provocan ningún tipo de afección en la salud. Su formato en roll-on, hace que su aplicación sea más rápida y sencilla. Actúa como protector de la piel impidiendo el avance de los insectos. Los repelentes en barra, además, incluyen otras propiedades, ayudan a aliviar de forma inmediata el picor y la inflamación ante las picaduras de distinto origen.

Estos productos tienen cierta capacidad de evaporación, lo que hace que su eficacia oscile entre las 4-6 horas de duración. Son resistentes al agua, sin embargo, hay que aplicarlos repetidas veces si se desea una protección durante todo el día. La mayoría de repelentes en barra están formulados con aceites naturales como el de citronella, de eucalipto limón, de canela, de romero, de menta o de cedro. Estos aceites son utilizados de forma popular por su fuerte acción repelente. Poseen agradables olores y presentan muy baja toxicidad.

En su composición también incluyen principios activos propios de los repelentes convencionales como citridora, dietiltoluamida (DEET), picaridina, permetrina, benzoato de bencilo, ácido undecenoico, entre otros.  Estos compuestos que incluyen acciones protectoras e insecticidas interfieren de forma repulsiva en las terminaciones sensitivas de los insectos consiguiendo que se mantengan alejados de la zona donde se aplica el repelente en barra.

¿Por qué elegir un repelente en barra?

Los repelentes en barra son muy utilizados por su facilidad de uso. Generalmente, son de tamaño más bien pequeño y pueden transportarse con total facilidad. El modo de aplicación es discreto, sencillo e higiénico, por lo que son muy utilizados por muchas personas en todo el mundo. Se absorben rápidamente, y se pueden utilizar repetidas veces sin grandes esfuerzos o complicaciones. Aunque, conviene tener especial cuidado en el caso de los niños, sobre todo en los menores de 5 años, si se realizan administraciones en exceso.

No son unos productos agresivos, por lo que no provocan reacciones alérgicas o irritaciones en la piel. Generalmente, incluyen sustancias de baja toxicidad bien toleradas por los seres humanos. Son productos de uso personal, seguros, que permiten una aplicación suave y poseen acciones humectantes que les conceden propiedades cosméticas. Los repelentes en barra de insectos representan la mejor opción para combatir los desagradables efectos y molestias de las picaduras, especialmente en los meses de calor. Al contrario que otras versiones de repelentes, no necesitan medidas de seguridad para aplicarlos como es el caso de los repelentes en sprays que no se pueden esparcir directamente en el cuerpo. Para escoger un buen repelente conviene tener en cuenta las características de la piel, su sensibilidad y la edad. Los repelentes indicados para niños, por ejemplo, deben contener una baja concentración de sustancias químicas y presentarse libres de alcoholes.

Recomendaciones para usar un repelente

Un repelente en barra debe aplicarse siguiendo las medidas de precaución necesarias para evitar posibles intoxicaciones o adversidades:

-          Ante cualquier anomalía o reacción se recomienda acudir a un médico especialista.

-          Conviene seguir las instrucciones indicadas por el fabricante. El envase aportará también toda la información necesaria.

-          Después y antes de aplicar el producto es necesario lavarse las manos con agua y jabón. Tras haber manipulado el repelente es mejor no tocar alimentos ni otras zonas del cuerpo sin haberlas lavado previamente.

-          Evitar la aplicación de repelentes cerca de los ojos, boca, heridas, zonas mucosas, pieles sensibles o irritadas, sobre todo en el caso de niños pequeños. Es necesario ayudar y vigilar a los niños cuando se les aplique el producto. No ingerir. 

-          Evitar la aplicación excesiva y repetida, ya que esto puede provocar efectos contraproducentes.

-          La edad es un factor fundamental a la hora de escoger un repelente adecuado. Antes de utilizarlo conviene leer el etiquetado para comprobar que su uso está indicado para cada caso. En el caso de bebés menores de seis meses, es conveniente acudir a un especialista para que indique cuál es el producto más adecuado y especifique, además, la frecuencia de uso.

-          Mantener fuera del alcance de los niños siempre.

¿Dónde comprar repelente en barra?

Las molestas picaduras de los insectos pueden combatirse con el uso de ciertos productos. En la parafarmacia online de DosFarma es posible comprar repelente en barra de un modo rápido y sencillo. De la mano de las marcas más recomendadas, como OTC, pueden adquirirse estos productos a precios de farmacia y con una eficacia comprobada.

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar