Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar
Digestión

Digestión

Hay 59 productos.
El proceso de la digestión es imprescindible dentro del sistema digestivo por ser el principal, ya que en esta fase se extraen los nutrientes útiles para el organismo y se descartan los que deben ser expulsados.
Filtrar
Mostrando 1 - 52 de 59 productos

¿Cómo se hace la digestión?

La digestión es uno de los procesos más importantes del sistema digestivo para adquirir los nutrientes de los alimentos y desechar aquellos residuos orgánicos que el cuerpo no puede aprovechar. Por ello, vigilar y cuidar las digestiones es fundamental para mantener una buena salud corporal en corporal. Cuando el estómago lleva a cabo digestiones pesadas, los síntomas como hinchazón y ardores se manifiestan, afectando no solo a la eficacia de las funciones digestivas en el proceso digestivo de los alimentos ingeridos, sino también a nivel físico por causar molestias que inciden directamente sobre el bienestar; influyendo en la rutina y perjudicando asimismo a otras funcionalidades específicas del aparato digestivo.

En términos generales, cuando se habla de digestión se puede tender a pensar solamente en el estómago, pero lo cierto es que este proceso se puede dividir en tres claras fases en las que los órganos involucrados son distintos. En concreto, la primera etapa comienza en la propia boca, e incluso antes. Según los expertos de medicina el primer paso del organismo para comenzar el proceso digestivo se produce gracias a los sentidos, pues el cuerpo percibe los alimentos que va a ingerir y reacciona estimulando las señales cerebrales y activando los procesos químicos estomacales. De este modo, el organismo es capaz de comenzar a prepararse para digerir dicha comida y posteriormente extraer las sustancias que necesite.

En la boca, una vez se ha comenzado a comer, hay que prestar atención de forma voluntaria a la masticación mientras que el organismo se encarga, por sí solo, de aportar la saliva. Esta lubrica para facilitar el tránsito de los alimentos al esófago, además iniciar la conversión de las proteínas en aminoácidos gracias a la actuación de las enzimas salivales. Luego, los alimentos ingeridos que tras haber sido masticados y cubiertos con saliva conforman el denominado bolo alimenticio, el cual después de pasar por el esófago va hacia el estómago, el órgano encargado de llevar a cabo la parte más importante del proceso digestivo. Este inicia la denominada digestión gástrica y los jugos gástricos procesan el bolo alimenticio, de modo que gracias entre otras sustancias químicas a la enzima pepsina, el organismo extrae los aportes nutricionales útiles de los alimentos ingeridos; proceso que concluye en el intestino delgado con los jugos que proceden del páncreas, la bilis y otras secreciones de las glándulas intestinales.

¿Cómo mejorar la digestión?

Para mejorar el proceso digestivo se pueden seguir una serie de pautas que mejoren los hábitos alimenticios en general y repercutan de forma positiva en el bienestar general del cuerpo tras completar las funciones del sistema digestivo. Por ello, no solo hay que prestar atención a lo que se come y seguir una dieta equilibrada, también se recomienda comer con tranquilidad, pues repercute positivamente sobre la salud mejorando las funciones del organismo cuando tiene que procesar los alimentos y posteriormente metabolizarlos. Tras someter al cuerpo a comidas copiosas se sueles generar lo que se conoce como digestiones pesadas, que pueden desencadenar en sensación de hinchazón y ardores estomacales (reflujo).

Es por esto que cualquier acción destinada a que el estómago pueda realizar su trabajo con mayor facilidad repercute favorablemente sobre el organismo en términos generales. Por ejemplo, otras malsana costumbre a la que la sociedad por el ritmo de vida actual está acostumbrada es a tener que comer en el menor tiempo posible, lo cual puede hacer que se descuide el acto voluntario de masticar y no se despedace lo suficiente la comida antes de formar el bolo alimenticio y pasar al esófago para continuar con el resto del proceso digestivo. En síntesis, con tomar alimentos ricos en fibra, mimarse a la hora de comer y relevar la ingesta de bebidas –preferiblemente agua– al momento posterior de la comida, evitando que sea antes y especialmente durante. También se recomienda seguir unos horarios regulares y en ocasiones, recurrir a infusiones como la manzanilla y el hinojo para mejorar de forma natural el proceso digestivo.

¿Cuánto dura la digestión?

El organismo puede tardar en digerir por completo los alimentos entre dos y cuatro horas en función del tipo de alimentos que se ingieren. Durante este proceso es importante no realizar actividades físicas, además de evitar descansar en posición horizontal sino, preferiblemente, repostándose en un asiento con las piernas en el suelo. Hay que tener en cuenta que mientras siga en proceso el sistema digestivo, la sangre tiende a centrarse alrededor del estómago por lo que es habitual que se sienta somnolencia tras una comida.

Cómo hacer una buena digestión

Conseguir que el organismo resulte indemne a una comida copiosa es sencillo con productos como las sales digestivas, pensadas para evitar que aparezcan los síntomas de hinchazón, pesadez y acidez estomacal, entre otros. En este sentido, en la parafarmacia online Dosfarma.com se pueden encontrar variedad de productos a buen destinados a mejorar las digestiones, aportando bienestar al organismo. Destacan marcas como Ortís, AquileaArkopharma y Casen Fleet.

Precio

Envío Envío (Saber más)

Marca

Mostrar todo Ocultar

Formato

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar