Pies

Hay 48 productos.
Los pies son el soporte del cuerpo, se trata de la terminación de las extremidades inferiores sobre las que se vertebra el resto del organismo. En él se presentan el 25% de los huesos de todo el cuerpo, por ello su cuidado es fundamental.
Mostrando 1 - 40 de 48 productos

¿Por qué duelen los pies?

Para el bienestar del organismo en general que el pie esté sano y cuidado es la base del aparato locomotor, cuyo estado incide directamente sobre el conjunto de la salud corporal. Es por esto que mantener una higiene adecuada y completa, teniendo en cuenta cada uno de los factores íntimamente ligados a la salud podológica. Como es el caso de usar un calzado adecuado, protegiendo al pie de la humedad y que al mismo tiempo, este transpire y tenga movilidad suficiente en el interior del zapato. En ocasiones, se olvida la importancia de emplear un calzado cómodo dando prioridad a la estética y ante un uso inadecuado –sin protección– se pueden producir pequeños cortes y lesiones.

Los dolores en los pies se pueden dar por diversos motivos, paradójicamente aunque estos sean el principal contacto con el mundo y se encarguen de trasportar al cuerpo, en cuanto a cuidados de salud suelen ser relegados al último lugar. Son los grandes olvidados, quizá porque con el uso de zapatos y calcetines pasan desapercibidos hasta que llega el verano, y entonces las durezas, callos, juanetes, los talones agrietados y otras molestias, pasan a ser un problema visible; ya que en la época estival el pie está más en contacto con el exterior por el uso de sandalias, chanclas y actividades al aire libre, como por ejemplo en la playa.

El dolor puede tener su origen en distintas afecciones del pie, siendo lo más común que esté directamente relacionado con una herida o ligera inflamación provocada por agentes externos. En cuanto a la salud propia del pie, cuando no se trata de cortes u otro tipo de lesiones que requieran de un proceso de cicatrización, ni de problemas articulares o roturas a nivel óseo; las afecciones más comunes que cursan con dolor son los callos, juanetes, artritis y gota, entre otras. En este sentido, someter a los pies a largas caminatas u otros ejercicios como correr durante un largo periodo de tiempo, e incluso permanecer horas de pie, sin la adecuada recuperación posterior y reiterando dichas actividades; puede desencadenar en dolor por irritación e inflamación.

¿Por qué se produce el pie diabético?

El pie diabético se da en aquellas personas que padecen diabetes, esta afección resulta de la alteración que se produce en la sensibilidad al tacto del pie, así como en el riego arterial de este. Por lo que, ante una lesión o herida, como por ejemplo un simple corte, el riesgo de infección es mayor ya que una persona que sufra de pie de atleta no percibirá una alerta sensorial en el momento en que la piel entre en contacto con el agente externo, sino que lo más probable es que no se percate de que algo le sucede en el pie hasta que lo contemple. Antes de llegar a este extremo, existen diversos síntomas que pueden anunciar esta afección, como es el caso del enrojecimiento parcial del pie, así como el aumento de la temperatura y que las zonas que presenten callos no mejoren o, en el peor de los casos, se ulceren.

Para tratar de impedir, sobre todo en aquellas personas diabéticas, que se den estas y otras afecciones del pie; lo ideal es mantener una adecuada higiene completa que incluya las uñas. Llevar las uñas de los pies bien cortadas, preferiblemente rectas y no excesivamente cortas, evitará que se den problemas como las uñas encarnadas. Procurar no caminar descalzo, pero al mismo tiempo escogiendo un calzado adecuado, es fundamental para prevenir la aparición de hongos. También es importante que, ante una dureza no se intente corregir de manera manual, manipulándola sin conocimiento de causa, pues aumenta el riesgo de que se produzca alguna infección e incluso llegue a ulcerarse la zona del pie afectada. Por ello, la norma general para el cuidado del pie es lavarlo con agua tibia al menos una vez al día, y no basta con el agua que corre en la ducha, además de secarlo con cuidado –especialmente entre los dedos. Luego, se recomienda aplicar una crema hidratante especial ante problemas como los talones agrietados y observar el aspecto del pie, ya que el estado de su piel puede dar muchas pistas sobre la salud general del cuerpo.

Picores en los pies

Los picores son habituales en los pies cuando están hinchados, en la mayoría de los casos con descanso esta situación puede remitir. Ante una persistencia de la hinchazón y aparición de nuevos síntomas, deberá acudirse al médico especializado. Otra afección en principio, poco problemática para la salud del pie, son los pies planos, esta se da generalmente porque durante la infancia el arco del pie no se desarrolla. Normalmente no deriva en problemas de salud, pero en ocasiones las personas con esta variación en el pie presentan picores y dolores en los tobillos, talones, etc.

¿Cómo mejorar la salud de los pies?

Para conseguir un pie si una sola dureza, ni un callo es imprescindible mantener una correcta higiene, aunque en ocasiones no basta para prevenir que aparezcan los molestos juanetes y otros problemas comunes que afectan al pie. En este sentido, en la parafarmacia online Dosfarma.com es posible encontrar variedad de productos destinados a mejorar la salud corporal general desde el soporte mismo del cuerpo, aportando salud y bienestar para toda la familia.

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar