Preservativos

Preservativos

Hay 64 productos.

Los preservativos son uno de los accesorios por excelencia de las relaciones sexuales. Su principal función es la de proteger la salud de las personas frente a enfermedades venéreas de trasmisión sexual y está extendido como primer y más importante método anticonceptivo del mundo. En el catálogo se pueden encontrar productos de las mejores marcas como Durex, Control o Intimy.

Mostrando 1 - 40 de 64 productos

¿Qué son los preservativos?

Los preservativos son el método anticonceptivo de barrera más frecuente para los hombres que presume de tener una eficacia del 97 por ciento. Consiste en una funda de látex u otros materiales sintéticos apropiados para aquellos que muestran una alergia a este elemento que se coloca cubriendo el pene, impidiendo el paso del semen y reteniéndolo en una especie de depósito delantero donde se acumula. Además, sirve para evitar el contagio de infecciones de transmisión sexual como el sida, la gonorrea, la clamidia, la sífilis, el herpes genital o el virus del papiloma humano. Esta clase de instrumentos no son característicos, ni mucho menos, de una época tan reciente como esta. Este método anticonceptivo ya existía a lo largo de toda la historia de la humanidad. Durante años, poniendo como ejemplo a los egipcios, se han encontrado preservativos confeccionados con diferentes tipos de telas o tripas de animales. Su objetivo primordial era más evitar las infecciones que los embarazos.

Actualmente todos los preservativo están fabricados en materiales elásticos que permiten que se adapten perfectamente a la forma del pene. Existen de todo tipo de medidas, colores y texturas, incluso algunos con sabores. Su efectividad, en gran parte, depende de su adecuada colocación. Si se usa mal, el semen podría escaparse y entrar en contacto con el cuerpo de la pareja. Lo primero será abrirlo con cuidado con las manos para procurar no dañarlo durante el proceso. No se recomienda usar ni tijeras ni los dientes.  En caso de que el pene no esté circuncidado, antes de su colocación se deberá dejar el glande al descubierto. Su colocación, sin embargo, es bastante sencilla: se debe comenzar poniéndolo en la punta, una vez está el pene totalmente erecto y, después, ir desenrollándolo hasta cubrir por completo el órgano sexual masculino. Hay que tener en cuenta que cada uno de los condones solo puede usarse una vez. Después, se debe depositar en la papelera.

Tipos de preservativos

Existen tantos tipos de preservativos prácticamente como se pueda imaginar. Hablar de condones es hablar del actual método anticonceptivo más popularizado y extendido socialmente. Su eficacia es casi perfecta si se usa correctamente y no supone un riesgo para la salud o la estabilidad del organismo como pueden ser otros métodos como la píldora. Fluorescentes, de los que brillan en la oscuridad cuando apagas las luces guiándote el camino. De sabores, perfectos para el sexo oral. Con textura, que simula al pene masculino para aquellos que disfrutan muchas más de las relaciones sexuales sin condón. Con lubricantes, que echan una manita en el momento de la penetración. Con espermicida tanto en la superficie como en el interior de los preservativos para anular la función de los espermatozoides.

Retardantes, especialmente indicados para combatir aquellos casos de eyaculación precoz. Lo cierto es que este problema acompaña casi al 25 por ciento de los hombres, por lo que este tipo de condones con sustancias anestésicas restan sensibilidad para alargar el coito y retrasar todo lo posible el climax masculino. Aromáticos, que animan a jugar con tu pareja para salir de la rutina. Extra finos, para máximo contacto. Con vibrador, los cuales tienen un pequeño dispositivo que transforma el preservativo en un vibrador temporal. Todos estos condones están fabricados en látex. También hay que tener en cuenta que en la actualidad, pese a no ser muy conocida, la alergia al látex es bastante más común de lo que parece, por lo que también existen otros fabricados en materiales distintos.

¿Qué preservativos son los más seguros?

Al final, para comprender qué preservativos son los más seguros hay que tener en cuenta para qué funciones sirve su empleo. Pese a que puede parecer en ocasiones que su principal acción es la de prevenir un posible embarazo no deseado, su función primordial siempre ha sido y será la de proteger a las personas contra el contagio de enfermedades venéreas que ponen en riesgo el bienestar y la salud. Por tanto, pese a que existen otras opciones, sobre todo por el tema de las alergias al látex, la mayoría de ellas están compuestas por materiales que si bien sirven como método anticonceptivo, la capacidad para bloquear el contagio de enfermedades de trasmisión sexual se ve ampliamente reducida.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la marca que usamos. En temas como estos, en los que uno se juega tanto, lo mejor siempre es apostar por marcas de confianza como Durex o Control cuyos productos han sido más que testados y comprobados y su seguridad y eficiencia ha sido medida y puesta a prueba. Además, siempre será recomendable apostar por preservativos de marcas que faciliten la composición de los mismos, así como formas de comunicación directa con la empresa como símbolo de trasparencia y seguridad. Hay que puntualizar que, durante el embarazo, también es apropiado usar los condones para evitar así el posible contagio de enfermedades al bebé.

¿Dónde se pueden comprar preservativos? 

Comprar preservativos es fácil, cómodo y seguro a través de la parafarmacia online de DosFarma, en la página web de Dosfarma.com. En el catálogo se puede encontrar todo tipo de productos para cualquier necesidad o deseo personal. Los preservativos son el método anticonceptivo más seguro, no solo por su eficacia, sino también por su eficiencia, pues no supone tener que tomar pastillas anticonceptivas que pueden llegar a alterar el organismo de la mujer de forma negativa, pese a que en algunas ocasiones de regla irregular o muy dolorosa con bastante recomendadas.

Aun así, no se debe olvidar que el preservativo es esencial por otro motivo primordial: evita la transmisión de enfermedades venéreas a través del acto sexual que puede poner en riesgo la salud personal. Protegerse es esencial en todo momento, hay que tener en cuenta que muchas enfermedades, como por ejemplo el SIDA, no se desarrolla hasta muchos años después de haber contraído el virus VIH, por lo que, aunque tengamos una pareja estable, puede que esta se hubiera contagiado en otra ocasión anterior y no tenga conocimiento de ello.

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar