Test de Antígenos COVID-19

Test de antígenos COVID-19 para saber si te has contagiado. Resultado en 15 minutos. Leer más

Envío Envío (Saber más)

Precio

3,00 € - 50,00 €

Marca

Mostrando 1-7 de 7 artículo(s)

Productos que te pueden interesar:

Test de antígenos COVID-19 homologados y de farmacia

¿En qué consiste el test de antígenos?

Los test de antígenos COVID-19 son un test rápido destinado a detectar una infección activa por COVID-19. Recordemos que, una infección activa, es una infección detectada en el momento de la realización de la prueba, al contrario que otros tests, indicados para detectar la respuesta inmune frente al virus.

Esta prueba de antígeno detecta la presencia de proteínas del virus, permitiendo la toma de la muestra, su recogida y análisis, en el mismo momento y lugar. El resultado positivo indica la presencia del virus y, por tanto, confirma una infección activa.

Aunque antes este tipo de test solo estaban disponibles para el uso por parte del personal sanitario, ahora existen de tipo autodiagnóstico, para el público en general y de venta exclusiva en farmacias. Para comprobar que es un producto sanitario homologado, solo tienes que observar, en el etiquetado, los dígitos de identificación del organismo encargado de su evaluación, y el marcado CE.

¿Cómo funciona el test?


1. Toma una muestra de la nariz con un bastoncillo, e introduce el bastoncillo en el tubo de extracción. Remueve entre 3 y 5 veces, dejándolo en el tubo durante 1 minuto.

2. Extrae el bastoncillo y tapa el tubo de extracción. Añade 3 gotas de la muestra de ensayo, y aprieta suavemente el tubo de extracción.

3. Espera unos 15-20 minutos para conocer el resultado.

¿Cuándo es aconsejable realizar el test de antígenos?

Para la realización del test de antígenos COVID-19 no necesitas el acompañamiento de un profesional sanitario, reduciéndose así la presión asistencial en los centros de salud. Además, entre sus ventajas de salud pública, podemos destacar la diferenciación entre casos de gripe y covid, la ayuda en aplicar o cancelar cuarentenas, el control de los contactos estrechos, el control de casos positivos en áreas de alta incidencia o el facilitar resultados inmediatos, cuando así se requieran. 

La recomendación de las autoridades sanitarias es realizar el test cuando:

- existan síntomas compatibles con la covid-19.
- haya habido un contacto estrecho con un positivo, durante más de 15 minutos y sin medidas de protección.
En ambos casos, con independencia de estar vacunado o haber sido anteriormente contagiado.

La prueba debes realizarla durante los 7 primeros días desde la infección (o sospecha de infección), o dentro de los 5 primeros días desde la aparición de los síntomas.

También debes de saber que, en caso de que tu objetivo sea viajar, este tipo de test no son válidos para ello. En ese caso, necesitarías una PCR, o un test negativo acreditado por un laboratorio.

¿Qué sensibilidad y especificidad tienen los tests de antígenos?

Antes de nada, es importante tener claro a qué se refieren ambos conceptos.

La sensibilidad es la capacidad del test para detectar ciertas sustancias (marcadores de enfermedad) en cantidades muy bajas, como ácidos nucleicos, antígeno, anticuerpos…

Por su parte, la especificidad es la capacidad del test para detectar la ausencia de tales sustancias.

Si el test rápido de antígeno escogido es de farmacia, contando con el marcado CE y los 4 dígitos del organismo evaluador, presentará un mínimo de especificidad del 97%, y de sensibilidad del 90%.

¿Qué muestra la prueba del test de antígenos?

Los test de antígenos COVID-19 muestran dos líneas horizontales de color: la línea de control (C) y la línea de test (T).

La línea de control (C) siempre debe de aparecer al realizar la prueba. En caso de que no sea así, la prueba no será válida. Cuando aparece la línea de test (T) el resultado es positivo; si solo aparece la línea de control, es negativo. Ante la duda, repite el test

En caso de resultado positivo, este tendrá que ser confirmado mediante una PDIA (prueba de diagnóstico de infección activa) en un centro sanitario. Aún así, si el resultado es positivo (con o sin síntomas de enfermedad), debes comenzar el autoaislamiento y contactar con tu centro sanitario.

En caso de resultado negativo, este último no excluye por completo la posibilidad de una infección, ya que puede ocurrir que la carga viral sea baja para ser detectada. No dejes de mantener las medidas de protección y, si presentas síntomas o has tenido contacto estrecho con un positivo, comienza tu aislamiento y contacta con tu centro sanitario.

¿Qué tipos de test de existen?

Existen los PCR y los test de antígenos para detectar una posible infección activa, y los test serológicos, para detectar una posible exposición al virus.

La prueba PCR es la que presenta mayor fiabilidad, pero la que no permite el autodiagnóstico. Es un test de detección del virus a partir de la toma de una muestra (nasofaríngea, orofaríngea, nasal, saliva, etc), arrojando el resultado en unas horas.

Los test de antígenos (con muestra nasofaríngea, orofaríngea, nasal, saliva, etc) detectan la posible presencia de proteínas del virus, y los test serológicos (con muestra de sangre, plasma o suero), la posible presencia de distintos tipos de anticuerpos específicos. En este último caso, no se trata de identificar la presencia del virus mismo, sino la detección de anticuerpos: la respuesta inmunitaria de la persona.